Moneyball: Rompiendo las reglas de Bennett Miller con Brad Pitt

Moneyball: Rompiendo las reglas de Bennett Miller con Brad Pitt como protagonista estelar es una mirada introspectiva al mundo del Béisbol del que apenas conozco las reglas y estoy a muchísima distancia de las pasiones que genera este deporte en tantísimas personas. Sin dudarlo podría hacer un paralelismo entre el mundo del fútbol y el mundo del béisbol porque me permite comprender a todas aquellas personas que no sienten ninguna emoción y desconocen todo lo que ocurre en un campo del fútblo, de igual manera así puedo entender la pasión que puede acontecer en la contemplación de un partido de béisbol; en cualquier caso, esta es una reflexión personal, pero aquí se dilucida mucho más.

Brad Pitt reconstruye en “Moneyball: Rompiendo las reglas” la historia real de Billy Beane, una prometedora estrella del béisbol que, incitado por el fracaso de no haber demostrado en el campo todo lo que se esperaba de él, enfocó toda su naturaleza competitiva hacia el área de la dirección de equipos. Al comienzo de la temporada 2002, Billy se enfrenta a una situación deprimente: su modesto equipo, los Oakland Athletics, ha perdido, una vez más, a sus mejores jugadores a manos de los clubes grandes y encima tiene que reconstruirlo con sólo un tercio del presupuesto. Sin embargo, decidido a ganar, Billy se enfrenta al sistema desafiando a los más grandes de este deporte. Así, busca opciones fuera del mundo del béisbol y se topa con las teorías innovadoras de Bill James. Es entonces cuando se decide a contratar a Peter Brand (Jonah Hill), un economista de Yale, inteligente y con talento para los números. Juntos se enfrentan a las teorías establecidas para medir la actividad en el juego y las reexaminan apoyándose en el análisis estadístico por ordenador, hasta entonces despreciado por la clase dirigente del béisbol. Llegan a conclusiones que desafían la imaginación y van a por jugadores descartados por los demás por raros, mayores, lesionados o problemáticos, pero con habilidades claves poco valoradas. A medida que Billy y Peter avanzan, sus nuevos métodos y su lista de “inútiles” irritan a la vieja guardia, a los medios de comunicación, a los forofos y al propio director de campo (Philip Seymour Hoffman) que se niega a cooperar. Finalmente, el experimento no solo cambiará la forma de jugar, sino que también aportará a Billy una nueva comprensión que trasciende el juego y que le hará avanzar en el terreno personal.

La película es una metáfora de la vida y el discurrir del éxito. Billy Beane aún está peleando por conseguir su triunfo en las Series Mundiales (resulta curioso que lo llemen las Series Mundiales cuando hay otros muchos países en los que se practica el béisbol y ya los han ganado en repetidas ocasiones); será cuestión del etnocentrismo al que tan acostumbrado estamos. En cualquier caso es una gran película con un Brad Pitt que estuvo a punto de ganar el Oscar (ganado por Jean Dujardin, por The artist), en la que parece primar el resultado final y el riesgo de innovar, todo con un toque magistral de Aaron Sorkin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 345.640 visitas
A %d blogueros les gusta esto: