Julio de la Rosa, Gigante

Julio de la Rosa este jerezano sabe cómo transmitir y compartir esas sensaciones desagradables, como mucho agridulces. Lo ha demostrado a lo largo de su fecunda y multidisciplinar carrera en solitario (iniciada una vez disuelto su antiguo grupo, El Hombre Burbuja), convirtiendo sus discos en poliedros de cientos de espejos que reflejan la cara depresiva, beligerante, agresiva, condescendiente, descarnada, irónica y apasionada de unas historias privadas entregadas al mundo sin condiciones. Su  álbum condensa esa variedad de impresiones emocionales  y un pop-rock de cariz intimista, de ningún modo hermético y, ocasionalmente, abierto a espacios luminosos. Un lienzo que se difumina, hasta adquirir un tono ocre y una textura granulada, en Pequeños Trastornos sin Importancia(Ernie, 2013), quinta obra en su bagaje individual construida con ayuda de una pléyade de artistas nacionales invitados (Bunbury, Josephine AylingBoat Beam-, Miren IzaTulsa-, Ainara LeGardon, Xoel López, Juan Alberto MartínezNiños Mutantes– o Miguel Rivera Maga-, entre otros) y de toda una superbanda formada por Jorge Fuertes (We Are Standard), Abraham Boba, Pau Roca (La Habitación Roja) y los miembros de Havalina.

33094_description_20121130_-_Julio_de_la_Rosa_-_Foto_1

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 323.375 visitas