Páginas vivas. La ciencia en libros desplegables en Zamora

Páginas vivas: la ciencia en los libros desplegables en la biblioteca pública de Zamora.

Cuatro años después, la Biblioteca cuenta de nuevo con la valiosa colección de referencia mundial de libros móviles y desplegables de Ana María Ortega y Álvaro Gutiérrez, para mostrarnos otro aspecto de los llamados libros pop-up. Poniendo el acento en cuestiones temáticas, la exposición Páginas vivas nos presenta un centenar de libros en lo que la ciencia es el elemento común.

Siglos antes de que castillos encantados y casas de muñecas surgiesen de los libros desplegables, fueron otras disciplinas muy diferentes, como la astronomía y la medicina, las que se dejaron seducir por estos formatos interactivos. De hecho, no fue hasta finales del siglo XVIII cuando los libros móviles y desplegables descubrieron su vocación lúdica.

En 1524, el matemático y astrónomo alemán Peter Bienewitz, conocido con el nombre latinizado de Pedro Apiano, publicó en la ciudad bávara de Landshut el libro Cosmographia, el cual contenía algunas páginas que incorporaban una serie de ruletas giratorias para explicar los movimientos del cosmos.

Un mecanismo de papel similar a las ruletas giratorias de Apiano fue utilizado por el navegante Martín Cortés Albácar, natural de Bujaraloz (Zaragoza), quien en 1551 publicó en Sevilla la obra Breve compendio de la esfera y el arte de navegar. En este volumen se establecían, en contra de la opinión generalizada en la época, las bases de la teoría de la existencia de un polo magnético en la Tierra, diferente al geográfico. Prueba del interés suscitado por la publicación del navegante aragonés fueron las seis ediciones en inglés que su libro tuvo en el mismo siglo XVI.

La medicina fue la otra gran disciplina que modificó la forma inicial del libro impreso, para permitirnos ver, mediante capas sucesivas, la anatomía del cuerpo humano. En 1543 se imprimió en Basilea De humani corporis fabrica, un tomo creado por el médico Andreas Vesalius, natural de Bruselas. En este libro, una serie de ilustraciones superpuestas, salidas del taller de Tiziano, permitían descubrir toda la anatomía humana, desde el esqueleto hasta la piel, pasando por todas las vísceras y sistemas corporales. A partir de esta idea, surgieron muchos otros libros de anatomía en los que solapas troqueladas permitían el estudio de la anatomía humana con una claridad sólo comparable a la de una disección forense.

Estas primeras publicaciones fueron el germen del aluvión de libros desplegables que sobre ciencia se han editado posteriormente y que en los últimos años, dado su potencial pedagógico, han centrado su atención principalmente sobre los lectores infantiles y juveniles.

La exposición se plantea como un viaje sobre el papel, desde algún punto lejano del espacio sideral hasta el interior de nuestro cerebro. En la primera sección de la muestra se incluyen tres capítulos dedicados al Universo, la Tierra y los dinosaurios. Esta primera parte de la exposición, da paso a una segunda sección donde otros diez capítulos se ordenan siguiendo los criterios de la teoría evolutiva, en un recorrido que se inicia con el mundo de los insectos y tras pasar por el resto de invertebrados (arácnidos, crustáceos, moluscos), llega a los peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, para finalizar con el cuerpo humano. Una última vuelta de tuerca nos permite disfrutar de sorprendentes libros desplegables dedicados a la mente humana.

La presentación de los libros en vitrinas, como estáticas esculturas de papel, impide al visitante conocer la cuarta dimensión de este tipo de libros tridimensionales: el movimiento. Para suplir esta carencia, en el recorrido expositivo se incluye un vídeo que permite valorar el diseño de estos libros y apreciar su funcionamiento. Asimismo, la visita a la exposición posibilita hacer una lectura transversal de otros aspectos vinculados a los libros despegables, como son su historia y su técnica. (Álvaro Gutiérrez)

20140108-201657.jpg

20140108-201736.jpg

20140108-201807.jpg

20140108-201713.jpg

Anuncios

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. F
    Ene 10, 2014 @ 02:36:47

    Siempre me han maravillado los libros desplegables.

    Responder

  2. casasgredos
    Ene 10, 2014 @ 04:10:16

    Interesantisimo!!

    Responder

  3. Marisa
    Ene 10, 2014 @ 13:30:03

    Qué penita no verla. Ya la podían traer a Coruña

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 220,111 visitas
A %d blogueros les gusta esto: