La desaparición de Majorana de Leonardo Sciascia

La desaparición de Majorana de Leonardo Sciascia es posiblemente uno de los libros más singulares y significativos de este autor Siciliano nacido en 1921 en Racalmuto, Sicilia. Estudió magisterio en Caltanissetta y dedicó parte de su juventud a la enseñanza, posteriormente empezó una brillante carrera periodística para convertirse más tarde en uno de los novelistas italianos más importantes de la posguerra y que murió en 1989 en Palermo, a la edad de 68 años.

La desaparición de Majorana narra la extraña desaparición de Ettore Majorana. En 1938, tras partir de Nápoles a Palermo en un viaje por mar, desapareció el físico siciliano Ettore Majorana, quien en su última correspondencia dirigida a un colega de la Universidad de Nápoles, donde impartía clases, expresaba su intención de suicidarse. La verdad de los hechos, sin embargo, no resultará tan obvia. Lo que en un principio se atribuye a un acto de locura esconde, por el contrario, muchos misterios. El joven científico, intuyendo la magnitud de sus hallazgos en torno a la energía atómica y su poder destructivo, y temeroso de las consecuencias que podrían derivarse en la Europa de Hitler y Mussolini, tal vez escogió el silencio, la huida y la renuncia a su condición de genio. Ésta es la controvertida hipótesis que plantea La desaparición de Majorana, una «novela filosófica de misterio», en palabras del propio Sciascia, que, partiendo de un hecho real, logra trascender los límites del género negro para configurar el retrato vital de un hombre de ciencias. La genialidad de Majorana, comparable a la de Galileo y Newton, según señalaba su mentor, el premio Nobel Enrico Fermi, y la desazón intelectual que le provocaba el binomio «ética y ciencia» son, pues, el verdadero núcleo narrativo de esta crónica llena de intriga.

El propio autor define esta novela como filosófica de misterio. “A los muertos se les encuentra, son los vivos los que desaparecen”. Siascia ha investigado los cabos sueltos que se le escaparon a la policía y puede incluso haber encontrado el lugar en el que fue enterrado a su muerte real. De paso, nos ha permitido saber como fue Ettore Majorana y nos ha mostrado sus zigzagueos con la ciencia, sus despuntes geniales y su inmediato echar tierra por encima, para que evitar que trascendieran a más amplios y peligrosos ámbitos.

Un texto importante este, ya convertido en clásico, sobre la responsabilidad del científico, a partir de uno de los asuntos más trágicos de la historia de la ciencia en el siglo XX: la bomba atómica. Brillante, ágil, amena, intensa, mixtura magistral de ensayo y fábula, constituye “La desaparición de Majorana” una aportación decisiva sobre la cuestión, a la vez que encarna un ejemplo cenital de la función capital que la literatura puede cumplir en una sociedad como la nuestra.

libro-la-desaparición-de-ettore-majorana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 227,551 visitas
A %d blogueros les gusta esto: