Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! de Guillaume Gallienne

Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! de Guillaume Gallienne es una película mucho más sorprendente de lo que parece a primera vista; va mucho más allá de los gags que ya conocíamos del trailer, porque nos habla de la inverosímil enormidad de esta metamorfosis: como se transforma en actor interpretando a su madre para transformarse en sí mismo. Además explora lugares nunca transitados por el cine, se podría decir que “la salida del armario”, pero a la inversa.

La película no esconde nunca su vocación e inicio teatral, pero de su fuerza interpretativa de Guillaume Gallienne (interpretar a la vez a la madre y el hijo, dirigir y firmar el guión) surge la magia de la propia película. Estoy seguro que cada uno de nosotros tenemos una interpretación y una visión de lo que aquí acontece. ¡No me estraña que haya tenido tanto éxito en Francia!, aquí es otra cosa. Por cierto, resulta también sorpresivo y deliciosa la aparición de Diane Kruger como la enfermera Ingeborg.

El primer recuerdo que tengo de mi madre es de cuando tenía cuatro o cinco años: nos llamaba a mis dos hermanos y a mí a la mesa diciendo: «Niños, Guillaume, ¡a cenar!» y la última vez que hablé con ella por teléfono, colgó diciendo: «Cuídate, mi niña grande.» Y, bueno, entre estos dos momentos hubo un buen número de malentendidos.

guillaume-y-los-chicos-a-la-mesa-cartel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 227,551 visitas
A %d blogueros les gusta esto: