Cabaret Biarritz de José C. Vales

Cabaret Biarritz de José C. Vales ha sido galardonada este año con el Premio Nadal, que nos permite descubrir a un autor, José C. Vales (Zamora, 1965), que nos sorprende a cada momento por la agilidad narrativa y por sus tramas, además de cómo utiliza los distintos tonos expresivos de cada uno de los personajes, y también por la aparente simplicidad en la complejidad de esta obra. Treinta voces que componen una historia con un final muy abierto, como no podría ser de otra forma. Recrea ambientes suntuosos de aquellos prodigiosos años 20, pintados por el momento de gran libertad y alegría, pero teñidos de muchas sombras  e incubadores de huevos de serpiente. La novela está narrada con un gran sentido de la ironía y de la parodia, que nos permite disfrutar del gran sentido del humor del autor; permitídme recomendaros en este sentido el capítulo 28, en el que ironiza con una gran sapiencia sobre el oficio mismo de escritor.

Cabaret Biarritz es una obra difícil de catalogar porque no sólo abarca el género de investigación criminal al que podría pertenecer, sino que la propia novela está construida como una improbable edición crítica de unas aún más improbables entrevistas, transcritas por un oscuro escritor, Georges Miet, redactor servil de “las historias más deplorables que se le pasaban por la cabeza a su patrón”, un editor de truculentos relatos populares que rechazaba los libros que “apestaban a literatura”; pero aún hay otras muchas voces singulares y sorpresivas dentro de Cabaret Biarritz.

 

Georges Miet escribe por encargo historias populares para la editorial francesa La Fortune, hasta que un día su editor le pide una novela “seria” acerca de los trágicos hechos que habían conmocionado quince años antes la vibrante Biarritz de 1925, durante la temporada estival. Tras una terrible galerna el cadáver de una joven de la localidad aparece sujeto a una argolla en el muelle. Georges Miet se traslada allí y entrevista a una treintena de personas de distintos estratos sociales que de manera más o menos directa estuvieron relacionadas con la joven. A través de los relatos de todos ellos Miet descubre que la policía y el juez quisieron quitarse el caso de encima y que los hechos fueron desvelados gracias a la investigación que llevaron entonces a cabo el periodista Paul Villequeau y el fotógrafo Galet, a la que se unió la magnética y bellísima Beatrix Ross, amor de adolescencia de Villequeau. Novela de investigación, divertidísima, polifónica y extravagante, una obra que esboza a través de la indagación de un crimen el retrato de una sociedad en plena agitación, en la que conviven las rígidas normas sociales con la celebración de un momento desenfrenado y deliciosamente vital.

“Le présent n´était pas nécessaire”.

9788423349333

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. blogdepoemaspococonosidos
    Feb 25, 2015 @ 10:15:07

    Por un lugar tan cercano. . . da gusto pasear, amigo.

    Responder

  2. Trackback: Blog XI: Las luciérnagas no usan pilas | sildavia9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 241,627 visitas
A %d blogueros les gusta esto: