Relatos para CONTINUARLOS 12º. Pensión

He tenido que cerrar la pensión después de muchos años regentándola. Por aquí han pasado muchas generaciones de estudiantes y algunos desvalidos de la vida, incluso algún escritor buscando inspiración. Pero ya soy muy mayor. No me encuentro con el ánimo para levantarme cada mañana y organizar cada uno de los pequeños menesteres que se requieren, dar rienda suelta la cotidianidad o solucionar mil y un problemas. Ahora tan sólo tengo una pena muy honda, o una pequeña preocupación, por los dos viejecitos que vienen todos los jueves por la tarde a pasar la noche. Una celebración mucho más intensa que esos famosos jueves noche de los universitarios. Ahora no sé lo que harán, pero estoy seguro que allí donde estén continuarán con su ritual, o no, ¿quién sabe?

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 213,030 visitas
A %d blogueros les gusta esto: