El jilguero de Donna Tartt

El jilguero de Donna Tartt, lo he leído después de El jilguero y Fabritius de Deborah Davis y no tiene color. Mucho más interesante y saborsa el segundo que el primero, pero también mucho menos conocido. El segundo me llevó al primero casi por obligación, pero hubiese sido perfectamente prescindible por la narración que nunca llega y el “tocho” que es: 1145 páginas de tomo. Tan sólo me interesaba al principio por dónde preveía que iba a discurrir, pero después de hace monótono y pesado.Tán sólo las páginas finales tienen un pasar, pero no son necesarias las mil anteriores para llegar a conclusiones similares o parecidas; además, llegas a estas últimas páginas exhausto con ganas de quitarte este peso de encima, nunca mejor dicho. Ya van siendo muchos los libros que cuentan con el favor del público o algún premio que me defraudan profundamente. Será porque mis intereses y gustos discurren por otros derroteros.

El jilguero, vamos enfocando una habitación de hotel en Amsterdam. Theo Decker lleva más de una semana encerrado entre esas cuatro paredes, fumando sin parar, bebiendo vodka y masticando miedo. Es un hombre joven, pero su historia es larga y ni él sabe bien por qué ha llegado hasta aquí. ¿Cómo empezó todo? Con una explosión en el Metropolitan Museum hace unos diez años y la imagen de un jilguero de plumas doradas, un cuadro espléndido del siglo XVIII que desapareció entre el polvo y los cascotes. Quien se lo llevó es el mismo Theo, un chiquillo entonces, que de pronto se quedó huérfano de madre y se dedicó a desgastar su vida: las drogas lo arañaron, la indiferencia del padre lo cegó y su amistad con el joven Boris lo llevó a la delincuencia sin más trámites. Todo parecía a punto de acabar, y de la peor de las maneras, en el desierto de Nevada, pero no. Al cabo de un tiempo, otra vez las calles de Manhattan, una pequeña tienda de anticuario y un bulto sospechoso que ahora va pasando de mano en mano hasta llegar a Holanda. ¿Cómo acabará todo? Esto está en manos del talento de Donna Tartt, que puesto al día las reglas de los grandes maestros del XIX, siguiendo a Dickens pero también a los personajes de Breaking Bad , para escribir El jilguero, probablemente el primer clásico del siglo XXI. “No se trata solo de suspense y de intriga … Donna Tartt ha creado una novela gloriosa, que nos devuelve el placer intenso y compulsivo de la lectura.” (Michiko Kakutani/The New York Times).

9788426422439

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 213,030 visitas
A %d blogueros les gusta esto: