Vientos de la Habana: Pasado Perfecto de Félix Viscarret

Cuatro estaciones, Pasado Perfecto de Félix Viscarret se corresponde con la 2ª entrega de Vientos de la Habana, basada en la novela homónima de Leonardo Padura y que cuenta de nuevo con el protagonismo y las andanzas del teniente Mario Conde, que aquí remueve en su pasado sentimental y personal.

“Cuatro estaciones en La Habana” es un thriller policíaco basado en la serie de novelas del cubano Leonardo Padura, uno de los máximos renovadores de la novela negra. Situada en los decadentes años 90 de la capital cubana, la serie tiene como eje principal a su protagonista, el teniente Mario Conde, un detective de mediana edad, inteligente, introvertido y nostálgico, que arrastra el peso de un pasado que pudo haber sido y no fue. De métodos poco ortodoxos, Conde a menudo termina involucrándose personalmente en las investigaciones, lo que le conduce con frecuencia a terreno conflictivo. En medio del clima caluroso y húmedo de La Habana, una ciudad tan corrupta como exótica, donde todo el mundo esconde secretos, Conde se enfrenta a sus fantasmas a medida que se adentra en la investigación de diferentes casos. La serie, un thriller policíaco puramente ‘noir’ que contrasta con la viveza y el colorido de Cuba, se compone de ocho episodios en total. Cada dos episodios abarcan una estación del año (correspondiente a cada novela) y un caso diferente.

Pasado Perfecto. El primer fin de semana de 1989 una insistente llamada de teléfono arranca de su resaca al teniente Mario Conde, un policía escéptico y desengañado. El Viejo, su jefe en la Central, le llama para encargarle un misterioso y urgente caso: Rafael Morín, jefe de la Empresa de Importaciones y Exportaciones del Ministerio de Industrias, falta de su domicilio desde el día de Año Nuevo. Quiere el azar que el desaparecido sea un ex compañero de estudios de Conde, un tipo que ya entonces, aun acatando las normas establecidas, se destacaba por su brillantez y autodisciplina. Por si fuera poco, este caso enfrenta al teniente con el recuerdo de su antiguo amor por la joven Tamara, ahora casada con Morín. «El Conde» -así le conocen sus amigos-, irá descubriendo que el aparente pasado perfecto sobre el que Rafael Morín ha ido labrando su brillante carrera ocultaba ya sus sombras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 216,726 visitas
A %d blogueros les gusta esto: