Blade Runner de Ridley Scott

Blade Runner de Ridley Scott es una película mítica que he vuelto a ver como antesala de la siguiente, para recordar todo bien. Es una de mis películas mítica y no me ha defraudado, porque aunque hemos pasado desde 1982, fecha de su estreno, hasta ahora, ha envejido muy bien. Y aunque la distopía recreada está muy próxima, recrea un L.A. del 2019, su espíritu permanece.

A principios del siglo XXI, la poderosa Tyrell Corporation creó, gracias a los avances de la ingeniería genética, un robot llamado Nexus 6, un ser virtualmente idéntico al hombre pero superior a él en fuerza y agilidad, al que se dio el nombre de Replicante. Estos robots trabajaban como esclavos en las colonias exteriores de la Tierra. Después de la sangrienta rebelión de un equipo de Nexus-6, los Replicantes fueron desterrados de la Tierra. Brigadas especiales de policía, los Blade Runners, tenían órdenes de matar a todos los que no hubieran acatado la condena. Pero a esto no se le llamaba ejecución, se le llamaba “retiro”. Tras un grave incidente, el ex Blade Runner Rick Deckard es llamado de nuevo al servicio para encontrar y “retirar” a unos replicantes rebeldes.

Con el magnífico reparto de Harrison Ford (Rick Deckard), Rutger Hauer (Nexus 6), Sean Young (Rachel), Daryl Hannah (Prince), Edward James Olmos, Joanna Cassidy.

Y el inolvidable: “Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”

Anuncios

Paradoja de Aquiles y la tortuga

La paradoja de Zenon de Aquiles y la tortuga explicada en Xataka Ciencia por A. Grbriel.

 La paradoja de Aquiles corriendo tras la tortuga es una de las más clásicas y famosas paradojas de Zenón. Este griego filósofo pretendía demostrar que todo lo que percibimos en el mundo es ilusorio, y que cosas como el movimiento eran simplemente ilusiones y no realidades. Lo cual no deja de ser un punto de vista original, incluso para un griego filósofo. Para demostrarlo ideó una serie de paradojas que “mostraban” que el movimiento no existía, que todas las distancias son infinitas, que no existe el tiempo… La paradoja de Aquiles y la tortuga consiste en una imaginaria carrera. Uno de los contrincantes (Aquiles) era el más hábil de los guerreros aqueos, y vencedor de mil batallas. Era un superhombre casi invencible, y apodado “el de los pies ligeros”. El otro contrincante (la tortuga) es un ser por todos conocido, de proverbial lentitud y bien cachazudo. Dado que Aquiles es mucho más rápido que la tortuga (supuestamente) antes de empezar decide darle un estadio de ventaja, y tras dárselo, se da el pistoletazo de salida (o se suena un cuerno, ya que en esos tiempos no existían las pistolas, afortunadamente para muchos).

Rápidamente Aquiles atraviesa ese estadio de ventaja hasta llegar al punto en el que estaba la tortuga. Ésta, de un insospechado espíritu competitivo, se había desplazado unos cuantos pasos hacia adelante. Así que Aquiles, atónito (no era muy listo) pero confiado en su enorme poderío físico, decide cruzar ese puñado de pasos, hasta llegar de nuevo a donde estaba la tortuga. De nuevo ella ¡se ha vuelto a mover! Se ve que el quelónido no tiene buen perder y Aquiles de nuevo, con renovados bríos, recorre velozmente esos centímetros que le separan del punto donde estaba la tortuga, la cual de nuevo… ¿se lo imaginan? ¡Efectivamente! La encontramos un poquito más adelante…

Y argumentaba Zenón con mucha razón que así podíamos seguir hasta el infinito, y que Aquiles jamás alcanzará a la tortuga. Y por tanto cuando vemos a un Aquiles alcanzando a una tortuga (¿quién no ve todos los días uno o dos?) es simplemente una ilusión. ¿En dónde se equivoca Zenón? En realidad no podemos decir que se equivoque (¿vivimos en Matrix? no se sabe), pero lo que está claro es que su argumento no demuestra nada: una suma de infinitos términos puede dar un resultado finito. Pero esto no se puso sobre el papel hasta que Leibniz, que era un tipo realmente listo, inventó el cálculo infinitesimal.

Así que si Aquiles recorre 1 estadio en un minuto y la tortuga 1/10 de estadio en el mismo tiempo, Aquiles recorrerá 1+ (¡caramba, se ha movido!) 1/10 + (¡otra vez!¡le ha dado tiempo a moverse!) 1/100+ (¡again! bueno, en griego) 1/1000 …etc: 1+1/10+1/100+1/1000+…= ¿cuánto? Desde luego esta suma no da una distancia infinita que requiere infinito tiempo recorrer, sino una distancia concreta: 1,111111111… estadios. Y eso Aquiles se lo hace con la gorra en un minuto y pico (1,111…), la tortuga no tiene nada que hacer.

Pero se admiten apuestas, claro…

Belén en la catedral de Zamora 

Me gusta visitar este Belén Napolitano como colofón de estas fiestas navideñas.

Como dato curioso para destacar aparece Lucifer en el Averno.

Amantes hasta después de la muerte X: Pier Angeli y James Dean

Amantes hasta después de la muerte X: Pier Angeli y James Dean. [Esta podría ser el inicio de los amantes de película, pero eso será otro día].

La actriz Anna Maria Pierangeli nació en Cagliari (Cerdeña) el 19 de junio de 1932. Desde niña se sintió atraída por la interpretación, y, tras actuar en varias obras de teatro, cumplió su sueño de aparecer en la gran pantalla debutando en Italia junto a Vittorio De Sica en la película “Mañana será tarde” en 1949. Un año después apareció en otra película italiana llamada “Mañana será otro día”.

En 1951 es requerida en Hollywood, donde cambia su nombre por Pier Angeli (obtenido por la fragmentación de su apellido), allí rodó  “Teresa”, “Tres amores” (1953), “El cáliz de plata” (1954, en la que debutó Paul Newman), “Marcado por el odio”(1956) y “Loco por el circo” (1958).

Pier Angeli
En 1954 se enamoró profundamente de James Dean, con el que vivió un apasionado romance,  pero la madre de Pier no aprobó su relación y la presionó para que se casara con el cantante y actor Vic Damone.
James Dean quedó destrozado al enterarse de la noticia. Se dice que el día de la boda, la ceremonia se tuvo que acelerar porque Dean se encontraba en la puerta de la iglesia haciendo el  ruido con el motor de su moto.

Pier Angeli

Un año después de casarse con Damone, tuvo un hijo llamado Perry. Sin embargo, el matrimonio duro poco: 18 de diciembre de 1958 la pareja se divorció. Después de su divorcio, continuó trabando en el cine, entre sus trabajos destacan “Amargo silencio” (1960), rodada en Inglaterra; “Sodoma y Gomorra” (1962) y “La batalla de las Ardenas” (1965).
El 14 de febrero de 1962 Pier contrajo de nuevo matrimonio con el compositor Armando Trovaioli, con quien tuvo otro hijo en 1963. Este matrimonio tampoco tuvo éxito y se divorciaron en 1969 (aunque estaban separados desde 1966).
Su carrera continúa en decadencia, hasta el extremo de que en un último esfuerzo por salvarla acepta participar en una película erótica.

Pier Angeli

Su última película fue “Octaman”, en 1971, de ciencia ficción.

El 10 de septiembre de 1971, Pier se suicidó con barbitúricos a los 39 años en su apartamento de Beverly Hills. Había dejado una nota:

Mi amor murió al volante de un Porsche. Hace 17 años que he estado sola, desesperadamente sola. Quiero encontrar la paz y ser libre para estar finalmente con Jimmy y mi padre de nuevo”.

El romance con James Dean
“Pier es una chica extraña, la respeto. No me gustan la mayoría de las mujeres de Hollywood, pero ella es auténtica y real”. James Dean.

“Él deseaba que lo amara incondicionalmente, pero Jimmy no era capaz de querer a alguien… fue un chico problemático que buscaba ser amado excesivamente. Amé a Jimmy más de lo que jamás he amado a nadie más en mi vida, pero no podía darle la enorme cantidad de amor que él necesitaba. Amar a Jimmy era algo que podía dejar vacío a cualquier persona.” -Pier Angeli-.
Con James Dean siempre se ha especulado en lo relativo a su orientación sexual -muchos rumores apuntaban a su presunta homosexualidad, de hecho, algunos biógrafos suyos así lo afirmaban-, otras personas que lo conocieron en vida de manera cercana, defienden otra versión, como Dennis Hooper -compañero en ”Rebelde sin causa” y ”Gigante”-. Lo cierto es que Jimmy fue una persona misteriosa  y compleja en el terreno afectivo, seguramente a causa de una complicada infancia y posterior adolescencia, con abusos sexuales de por medio -su amiga Elizabeth Taylor desveló, en unas declaraciones que se harían públicas después de su fallecimiento por expreso deseo suyo, que Dean había sido violado por un pastor en reiteradas ocasiones-.

En la época que en Pier Angeli se encontró por primera vez con Jimmy, estaba trabajando en una película que no resultó satisfactoria ni para los críticos ni para el recién llegado al cine Paul Newman -fue una cinta de la cual siempre se avergonzó- ”El cáliz de plata”. Corría el año 1954, un debutante James Dean filmaba en un set cercano su debut cinematográfico ”Al Este del Edén”, se aproximó al rodaje de ”El cáliz de plata” para saludar a Newman y a otro amigo, ambos le presentaron a Pier Angeli. Fue un encuentro que cambió sus vidas para siempre, ya que aunque su romance fue bastante breve, era una relación especial, de gran intensidad y comprensión mutua. James Dean se encontraba en una situación profesional similar a la de Pier, los dos estaban iniciando su carrera en Hollywood. La atracción física fue inmediata. Parece ser, que eran polos opuestos que se complementaban, Pier era una joven tranquila y conformista, Dean por el contrario, era un chico rebelde y salvaje. Poco a poco, la relación se fue afianzando, y la influencia directa de Pier benefició a la personalidad de Dean, volviéndole más amable y abierto en el trato y además aportándole estabilidad a nivel sentimental. Y James, le insufló emoción y diversión a la vida de Angeli.

“Éramos como Romeo y Julieta, juntos e inseparables. A veces, nos amábamos tanto, que simplemente, queríamos caminar cogidos de la mano cerca del mar, porque sabíamos que estaríamos juntos para siempre.

No pretendíamos suicidarnos. Amábamos nuestra vida y simplemente, queríamos estar cerca el uno del otro para toda la eternidad. ”- Pier Angeli.
Lo que aparentaba ser un romance idílico, se topó con la oposición de la controladora madre de Pier Angeli, la cual, no aceptaba como pretendiente de su hija a Dean, por no ser católico y ostentar fama de rebelde -meses antes de Dean, Angeli había tenido un breve idilio con Kirk Douglas, que tampoco era visto con buenos ojos-. Obligó a su hija a dejar la relación e incluso intentó que la Warner los separara. Pier profundamente enamorada de Jimmy, no admitió el ultimátum de su progenitora y abandonó el hogar para casarse con Dean. Pero este último no estaba convencido de dar ese importante paso -deseaba esperar a que se asentara su carrera y después tomar una decisión-, Angeli interpretó que si tantas dudas albergaba sobre este matrimonio, es que realmente no la amaba. A partir de la indecisión de Dean, la relación se fue enfriando cada vez más. Y Angeli terminó por ceder a los anhelos de su madre, casándose con un hombre serio y católico. Vic Damone era un joven cantante que Pier conoció durante un rodaje en Alemania tres años antes, una estrella emergente de la Metro en ese momento. James Dean quedó desolado y con el corazón roto debido a la ruptura y posterior enlace de Pier con Damone. Se asegura que asistió a la boda eclesiástica de Pier con Damone, esperando fuera a que los novios salieran, haciendo ruido con el motor de su motocicleta y llorando bajo la lluvia. Se aceleró la ceremonia para evitar cualquier imprevisto. Siguió manteniendo un contacto regular con ella, ya que la extrañaba mucho, hasta que Pier se quedó embarazada de su primer hijo Perry.
tumblr_nlx52bs3f71u9e20eo1_500

Amantes hasta después de la muerte IX: Ilaria del Carretto y Paolo Guinigi

Amantes hasta después de la muerte IX: Ilaria del Carretto y Paolo Guinigi

Ilaria del Carretto (Zuccarello 1379- Lucca 1405) fue una noble italiana. Pertenecía al linaje de los marqueses de Savona. Era hija de Carlo I del Carretto, primer marqués Del Carretto de Zuccarello. En 1403, con veinticuatro años, se casó con el señor de Lucca, Paolo Guinigi: era su cuarta esposa y con él tuvo dos hijos, Ladislao e Ilaria. Durante el parto de esta última, en 1405, Ilaria del Carretto murió.

Lucca: ciudad emblemática en Italia donde las haya.

Su esposo encomendó al escultor Jacopo della Quercia una estatua funeraria que se conserva en la catedral de Lucca. Se trata de la obra maestra de este escultor y una de las más famosas del Renacimiento Italiano. La escultura representa a Ilaria del Carretto yacente con un pequeño perro a sus pies, símbolo de la fidelidad conyugal. Toda la obra escultórica tiene una gran delicadeza y elegancia. El monumento fúnebre está en la sacristía de la catedral.

La figura de Ilaria del Carretto y, en especial, la escultura de Jacopo della Quercia, ha inspirado a numerosos poetas, como a Gabriele D’Annunzio (en el poema dedicado a la ciudad de Lucca en su obra Elettra, 1903), Salvatore QuasimodoDavanti al simulacro d’Ilaria del Carretto» en su obra Ed è subito sera, 1942), Pier Paolo PasoliniL’Appennino», publicado en el libro Las cenizas de Gramsci, 1957), Luis Javier Moreno («Escultura yacente de Ilaria del Carretto») o David Ferrer García («Visita al sepulcro de Ilaria del Carretto»).

ilaria_del_carretto

1280px-quercias_grave_and_monument_at_cmart

Davanti al simulacro d’Ilaria Del Carretto

Sotto la terra luna già i tuoi colli,
lungo il Serchio fanciulle in vesti rosse
e turchine si muovono leggere.
Così al tuo dolce tempo, o cara, e Sirio
perde colore, e ogno ora s’allontana,
e il gabbiano s’infuria sulle spiagge
derelitte. Gli amanti vanno lieti
nell’aria di settembre, i loro gesti
accompagnano ombre di parole
che conosci. Non hanno pietà; e tu
tenuta dalla terra, che lamenti?
Sei qui rimasta sola. Il mio sussulto
forse è il tuo, uguale d’ira e di spavento.
Remoti i morti e più ancora i vivi,
i miei compagni vili e taciturni.

(Salvatore Quasimodo, Davanti al simulacro d’Ilaria Del Carretto – da “Ed è subito sera”)

Amantes hasta después de la muerte VIII: Bernaldino e Sabeliña

Amantes hasta después de la muerte VIII: Bernaldino e Sabeliña.

Romance de Bernaldino e Sabeliña. Luar na Lubre

Polo mundo me vou, madre,
polo mundo a camiñar(e)
en busca de Bernaldino
que no o podo atopar(e).

E se foi de terra en terra
e de lugar en lugar(e)
topou unha lavandeira
lavando nun areale.

-De Bernaldino señora
Que novas me pode dar(e)?
-Bernaldino, é da reina
o paxeciño galan(e).

Ao decir estas palabras
Bernaldino a porta sae

-Quen te trouxo aquí Sabela,
Quen te trouxo a este lugar(e)?

-Teus amores Bernaldino,
por aquí me fan andar(e).
colleronse polo brazo,
Puxeronse a pasear(e).

En canto os vira a raiña
aos dous mandara matar(e)
a ella enterrana no coro,
enterrano no altar(e).

Dela naceu unha fonte,
E del un verde olivar(e);
Tanto crecen un e outro
Que aos ceos foron chegar

Cando os ventos sopran mainos
os dous se queren falar(e)
Cando os ventos sopran recios
os dous se queren bicar(e).

d461505245986318

Amantes hasta después de la muerte VII: Abelardo y Eloisa

Amantes hasta después de la muerte VII: Abelardo y Eloisa.

La Edad Media europea propició una liturgia de la muerte que se manifestó –como ya lo hicieron civilizaciones antiguas– en la personalización de las esculturas. Tal vez la historia real más conocida de aquellos siglos sea la de Pedro Abelardo y Eloísa. En el norte de Francia, en el siglo XII, el pensador y teólogo Abelardo –ya célebre entonces– se enamoró de Eloísa, una muchacha más joven que él y a la que había recibido como alumna. Eloísa tenía una considerable formación intelectual y manifestó abiertamente su oposición a la institución matrimonial. Un tío de ella, Fulberto, contrario a tal relación, castró a Abelardo. Cuando este murió, fue enterrado en la escuela del Parácleto, cercana a Troyes, que había fundado. Y allí también reposó el cuerpo de Eloísa cuando falleció años después. En 1817 sus restos fueron trasladados al cementerio parisino de Père Lachaise, abierto en 1804, y en su recuerdo se hizo una capilla funeraria, obra de Alexandre Lenoir.

Abelardo y Eloisa.

Abelardo nació en 1079 en Palais, Alta Bretaña, una aldea próxima a Nantes. Berengario, su padre, era una persona culta e ilustre que supo hacerse cargo de la educación de su hijo y sus hermanos. Siendo muy joven, Abelardo fue destinado a la carrera militar, que luego abandono por su pasión por el estudio. Cultivó todos los saberes de su tiempo, incluyendo la música y el canto. Y fue por el estudio que renunció tanto a su herencia como a su primogenitura. Abelardo, inteligente y tolerante, fue paradójicamente asceta o sensual, según los vaivenes de su corazón. A los 20 años, Abelardo se marchó a París, dedicándose a la filosofía. Estableció una escuela en la colina de Santa Genoveva y a la misma atrajo a una gran multitud de alumnos de los que mereció profundo respeto. Años mas tarde, sus obras De trinitate y su Introducción a la teología, despertarían grandes polémicas y serían condenadas por la Iglesia Romana. Tuvo su primera escuela en Melun y en Corbeil para regresar a los 25 años a París en donde se entregó plenamente al debate filosófico. Abelardo se hizo discípulo de Anselmo para aprender teología. Luego comenzó a debatir con su maestro, al que venció en una discusión pública, quedándose así con todos sus discípulos. La soberbia de Abelardo ase despertó como consecuencia de su constancia en el estudio y su habilidad retórica.

Eloísa, era una bella joven de talento excepcional, sobrina de Fulberto, canónigo de París. Había nacido en 1101 y tenía entonces 17 años. Abelardo, que vivía en casa de Fulberto, sedujo a Elosía bajo el pretexto de cultivar su formación filósofica: “inflamado de amor, busque ocasión de acercarme a Eloísa y en consecuencia, trace mi plan.”, decía Abelardo en una epístola dirigida a uno de sus amigos. Cuando Eloísa quedó embarazada, Aberlardo decidió raptarla para conducirla a Bretaña. Allí, dio a luz un niño en la casa de la hermana de su amante. Pero cuando Abelardo regresó a París, Fulberto lo esperaba para ejecutar su venganza: sus emisarios multilarían sin mas al seductor de su sobrina. Eloísa, sin otra alternativa, tomaría los hábitos en el convento de Argenteuil y Abelardo, ingresaría en el convento de Saint-Denis. Aunque éste, más adelante, abandonaría el claustro para dedicarse nuevamente a la enseñanza y al debate filosófico, aumentando su fama y con ella, la cantidad de seguidores y adversarios.

Abelardo, como consecuencia de sus ideas y discusiones teológicas, fue rechazado por los monjes de Saint-Denis, por lo que se retiró a la diósesis de Troyes donde se comprometió con una vida austera y rigurosa. Allí fundó el oratorio al Paracleto o Espíritu Santo Consolador, del que mas tarde Eloísa fuera abadesa. Durante el Concilio de Sens, en 1140, San Bernando venció a Abelardo en una discusión pública. En consecuencia, fue condenado a cárcel perpetua (sentencia que luego fue conmutada por la clausura en un monasterio). Sin embargo, años después, el abad de Cluny, Pedro el Venerable, logró reconciliar a Bernardo y Abelardo. Abelardo murió en la abadía de San Marcelo, en Chalons-sur-Saone, el 21 de abril de 1142. Tenía por entonces 63 años. En sus últimos años, había abandonado sus ideas heréticas, rechazando el arrianismo y el sabelianismo. Eloísa, reclamó su cuerpo.

Elosía murió en 1163, pero recién en 1808 los restos de ambos amantes fueron depositados juntos en el Museo de monumentos franceses de París. Finalmente en 1817, ambos fueron depositados en una misma tumba, en el cementerio del Pere Lachaise, de la misma capital. En rigor, los arqueólogos cuestionan la autenticidad de los restos. Pero en el terreno de lo legendario, la ficción y la realidad se tejen en una verdad de fe, que vale simplemente por el romanticismo del relato que los que escuchas desean creer. Abelardo y Eloisa, aunque abocados al debate filosófico el uno, o la vida monástica la otra, nunca dejaron de amarse apasionadamente, pensando sin más, el uno en el otro. No pudieron morir juntos, pero protagonizaron la terrible desdicha de un amor imposible que si bien no les dio la felicidad de vivir uno cerca del otro, si les dio la de haberse sabido amados.

El origen de la tragedia

Abelardo conoció a Fulberto, canónigo de la catedral de París, quién reconociendo la capacidad académica de Abelardo, le encargó la educación de su sobrina, recibiéndolo en su propia casa tanto para educarla como para cuidarla. Abelardo gozaba por aquel entonces de una gran fama como maestro brillante y persona digna de confianza. En estas condiciones fue fácil para el apuesto Abelardo seducir a la bella Eloísa, una joven adolescente que combinaba su belleza con una fuerte personalidad y agudeza intelectual que sin duda fueron la perdición de Abelardo. Formaban una pareja perfecta, a pesar de la gran diferencia de edad. Ambos compartían una energía intelectual y gusto por el aprendizaje de las artes aunque el deseo era tan intenso que el aprendizaje no dejaba de ser algo secundario.

En este sentido, Abelardo escribió:

“Bajo el pretexto de estudio pasamos nuestras horas en la felicidad del amor, y el aprendizaje nos dio las oportunidades secretas que nuestra pasión ansiaba. Nuestro discurso fue más de amor que de los libros que se abrían ante nosotros; nuestros besos eran mucho más numerosos que nuestras palabras razonadas.”

Las intenciones originales de Abelardo pronto se vieron abrumadas por sus sentimientos por Eloísa y se vio afectado en su vida normal: empezó a sentirse agobiado en sus estudios, su energía para el aprendizaje se vio mermada, su clases empezaron a perder inspiración, marcado, pronunció conferencias sin inspiración y sus poemas se centraban ahora en el amor. Pronto los estudiantes empezaron a darse cuento y dedujeron que el amor se había apoderado de él, y los rumores de un posible romance entre Abelardo y Eloísa empezaron a correr por París. El único que parecía no enterarse de nada fue Fulberto, cuya ignorancia era fomentada por su confianza en su amada y admirada sobrina.

Pero finalmente Fulberto se enteró. Fue entonces cuando Abelardo escribió:

“¡Oh, cuán grande fue el dolor del tío cuando se enteró de la verdad, y qué amargo fue el dolor de los amantes cuando nos vimos obligados a separarnos!”

La huída

En 1119, cuatro años después de que comenzara la historia de amor entre maestro y discípula, Abelardo y Eloísa tuvieron que separarse. Poco después Eloísa descubrió que estaba embarazada y le hizo llegar la noticia a su amante. Aprovechando una oportunidad en la que Fulberto estaba lejos de casa, la pareja huyó y se refugió con la familia de Abelardo, con la que permanecieron hasta que nació el bebé, al que llamaron Astrolabio.

Abelardo regresó a París, pero el miedo y la incomodidad le impidieron solucionar el problema con Fulberto. La solución no era tan simple. En otros casos se hubiera solucionado con el matrimonio, pero en aquella época no era un solución para los hombres de ciencia, puesto que se consideraba que una mujer y una familia suponían un impedimento para la carrera académica. No en vano, las universidades eran sistemas surgidas de las escuelas catedralicias, y la de París era famosa por sus enseñanzas teológicas. Las perspectivas más brillantes que esperaban a Abelardo residían en la Iglesia, por lo que el matrimonio supondría perder una gran oportunidad.

Para que él no perdiera su reputación y sus oportunidades académicas decidieron celebrar una boda secreta. Eloísa estaba en lo cierto al pensar que su tío no se sentiría satisfecho con un matrimonio secreto. A pesar de que había prometido su discreción, Fulberto vio su orgullo dañado y no guardó silencio, dando a conocer la unión en matrimonio de la pareja. Abelardo envió a su esposa al convento de Argenteuil, donde él había sido educado de niño, para mantenerla segura. Como esto no sería suficiente para evitar que la ira de Fulberto, Abelardo fue un paso más allá, pidiendo que ella usara la vestimenta de las monjas, a excepción del velo que indicaba la emisión de los votos.

La venganza

Fulberto se enfureció y decidió vengarse. Para ello sobornó a dos funcionarios para que permitieran dejar entrar durante la noche a unos atacantes a la habitación en la que Abelardo dormía, y que de este modo pudieran castrarlo. Dos de los atacantes de Abelardo fueron detenidos y obligados a sufrir un destino similar, pero ni esto ni nada podría devolver al erudito lo que había perdido. El brillante filósofo, poeta y profesor que había sido ahora tenía la fama de ser un tipo completamente diferente.

A pesar de que nunca había pensado en convertirse en un monje, Abelardo empezó a pensar en ello. Una vida de reclusión, dedicada a Dios, era la única alternativa que su orgullo le permitiría. Finalmente, ingresó en la orden de los dominicos y entró en la abadía de Saint-Denis.

Pero antes hacer esto, Abelardo convenció a su esposa para que tomara el velo y se convirtiera en monja. Sus amigos les rogaron que consideraran poner fin a su matrimonio para que Eloísa. Al final y al cabo ya no podía ser un matrimonio en el sentido físico, y una anulación habría sido relativamente fácil de obtener. Ella todavía era muy joven, todavía hermosa, y tan brillante como siempre y tendría oportunidades que no podría encontrar en la vida del convento.

abelardo-y-eloisa

Pero Eloísa aceptó la propuesta de Abelardo y se hizo monja, no por amor a Dios, sino por amor hacia él. Aunque sus cuerpos ya no pudieron estar unidos, sus almas siguieron compartiendo un viaje intelectual, emocional y espiritual. Abelardo murió primero. A su muerte Eloísa fue enterrada junto a él y todavía hoy yacen juntos, en lo que sólo podría ser el final de una historia de amor medieval.

email abbiati - foto -

 

 

 

Amantes hasta después de la muerte VI: Cristina de Noruega, Felipe de Castilla y Alfoso X

Amantes hasta después de la muerte VI: Cristina de Noruega y Felipe de Castilla y Alfonso X.

CRISTINA ó KRISTINA DE NORUEGA. -La Princesa Vikinga-

Castellanizado CRISTINA DE NORUEGA; De nombre propio KRISTINA HAKONSDATTER; nace en Bergen en 1234 y muere en Sevilla en 1262.
Era hija de los reyes Haakon IV de Noruega y Margarita Skulesdatter. En otoño de 1257 una enorme nave vikinga se hizo a la mar desde el puerto de Tønsberg, cerca de Oslo, hacia España, desembarcando en Normandía (Francia) y cruzando este país hacia Cataluña. A bordo, viajaban altos dignatarios del reino noruego, encabezados por el obispo Pedro de Hamar, nobles, damas y un centenar de caballeros, encargados de cuidar un valioso cargamento: oro, plata, pieles preciosas y otros bienes suntuarios, que constituían el ajuar y la dote de la más encumbrada pasajera de la nave, la princesa Cristina Olav, hija del rey Haakon IV Haakonson el Viejo.
Debido a las alianzas castellanas y noruegas dentro del Sacro Imperio Romano Germánico, se llevó a cabo el compromiso matrimonial en 1257 de la princesa con el infante Felipe de Castilla, hermano del rey Alfonso X de Castilla, el Sabio, porque dicho matrimonio era conveniente tanto para Alfonso X como para Haakon IV. Primero porque Alfonso X aspiraba a la corona del Sacro Imperio, y de esta forma podía atraerse a su causa al rey noruego Haakon IV.
Segundo porque los reinos nórdicos deseaban abrirse cada vez más al resto de Europa y comerciar con ella, y Haakon había emprendido una activa política diplomática y de lazos culturales con otros países.

Parece ser que Alfonso X había dejado de amar a su esposa Doña Violante por su incapacidad para concebir descendencia. Buscó otra joven y le ofrecieron a Doña Cristina que llegó a Castilla segura de su matrimonio. Pero como los viajes eran bastante lentos en aquel entonces, para cuando la noruega llegó al reino hispano, quiso el destino que la esposa del rey, Doña Violante quedara preñada y diera a luz a la infanta Berenguela (Violante tuvo diez hijos más), y Doña Cristina fué repudiada por su futuro esposo.
Fue entonces su hermano el Infante Don Felipe de Castilla, quien la llevó al altar. El infante había sido abad de la Colegiata de Covarrubias (Burgos) a los 21 años y arzobispo de Sevilla, antes de abandonar la carrera eclesiástica para dedicarse a sus matrimonios palaciegos. La boda se ofició en Valladolid el 31 de marzo de 1.258, y se trasladaron a vivir a Sevilla.
La princesa noruega, de bellos “ojos azules como nuestro cielo, cabellos como nuestro sol, y tez como la nieve de los montes escandinavos” murió en 1262 sin dejar descendencia.

Parece según los testimonios escritos que la princesa murió de pena, “porque le faltaban el frío de su país, su gente, su pasado, y le sobraban el calor asfixiante del Guadalquivir, la corte castellana y su incierto futuro”. Sin duda soñó en las agobiantes noches españolas con aquellas tierras verdes, con aquellas rocas y cielos que enmarcaban las aguas grises de los fiordos; con aquellas cumbres glaciares y con el manto de la nieve que emergían los troncos –también blancos- de los abedules.”
Otra tendencia histórica, mas cercana a la leyenda dice que Cristina se enamoró del Rey Alfonso cuando ambos se conocieron a la llegada de su largo viaje. Alfonso también quedó prendado de los encantos de la princesa, y ambos dejaron llevarse por su amor. Pero al estar Alfonso ya casado, ambos cuidaron de guardar sus sentimientos. Cristina se casaría con su hermano Felipe el más atractivo de todos ellos, pero su amor siguió latiendo hasta el final de sus días. Puede que ese dolor influyera también en la muerte de la joven princesa. Aunque otra teoría dice que este amor hace que Cristina sea envenenada por doña Violante de Aragón, mujer de Alfonso, que ya había enveneneado a su propia hermana doña Constanza.
En cualquier caso tras su muerte, el hermano de Alfonso X, el infante Felipe de Castilla, hizo enterrar a su esposa en el bello sepulcro gótico de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias (Burgos), de la que también había sido abad antes de acceder al arzobispado. En el claustro de la colegiata de Covarrubias se depositaron los restos de Cristina.
Cuando Cristina de Noruega murió, su marido, prometió levantar en su honor una capilla (promesa que realmente se hizo por primera vez en su boda en 1257), que estaría situada en Covarrubias (Burgos) en honor a un santo escandinavo llamado San Olav, en un enclave natural privilegiado, pero aquella promesa quedó sin cumplir.
Cerca de la tumba cuelga hoy una campana que según la tradición garantiza matrimonio a las chicas que la hagan sonar; y en el exterior se alza desde 1978 una evocadora estatua de bronce del artista noruego Brit Sorensen. En el año 1958 se comprueba el sepulcro de la princesa por parte de la institución académica burgalesa Fernán González, tras ser abierto por unos albañiles (en concreto Sáez de Lorenzo) en unas obras de mantenimiento en el claustro encargadas por Don Rufino, y apareció la momia con el pelo amarillo, las uñas rosadas y los dientes aún blancos. Con sus ropas incorruptas, y que simbolizaban por sus bordados su alto linaje, el cuerpo momificado que allí apareció medía 1,70 centímetros, una altura no habitual para las mujeres castellanas del siglo XIII, pero algo normal en las mujeres de Europa del Norte, no había duda de su identidad.

En Noruega hay una delicada estatua de Cristina, de aires románticos; en Covarrubias, en los jardines exteriores, frente a la portada del templo, un monumento, siempre con flores, también la recuerda.
El 18 de Septiembre de 2011 por fin pudo cumplirse el sueño de Cristina de Noruega: la construcción de una iglesia dedicada a San Olav, patrono de Noruega, para recordar la romántica historia de la princesa nórdica cuyos restos posan en Covarrubias.
A finales del siglo pasado se creó la Fundación Princesa Kristina y pronto empezaron las ideas de construir la ermita de San Olav.
Fue en el siglo XX, a finales del mismo, cuando se creó la fundación Princesa Cristina. El Patronato de la fundación decidió que el proyecto que mejor respondía a los fines de la capilla, era el realizado por el arquitecto leonés Pablo López Aguado y por Jorge González Gallego. El resultado es un edificio multifuncional de madera y metal, abierto a un teatro natural exterior y que ha supuesto una inversión cercana al millón de euros.
A la inauguración acudieron el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera y la ministra de Cultura de Noruega, Anniken Huitfeldt y un millar de personas, muchas de ellas noruegas residentes en España, que estuvieron presentes en el esperado acontecimiento.
El rey de Castilla Alfonso X el Sabio (1221 – 1284) era hijo de Beatriz de Suabia –hija del rey de romanos (título empleado por los herederos del Sacro Imperio Romano Germánico que no llegaron a ser coronados por el Papa)– por lo que Alfonso trató durante muchos años de heredar el título de emperador que habían ostentado sus antepasados maternos. Para buscar apoyos envió embajadores a la Corte del rey vikingo Haakon IV de Noruega, un rey muy admirado en Europa por aquel entonces. A finales de 1256 los embajadores de Castilla acordaron con el rey noruego que enviara a su hija Cristina, de veintitrés años, a la Corte castellana y que ya allí se decidiría con cuál de los cuatro hermanos casaderos del rey contraería matrimonio. A comienzos de 1257 la comitiva de la princesa vikinga se embarcó en Tonsberg, cerca de Oslo, con destino a Castilla, pero por alguna causa (se ha alegado que por la mala mar y los mareos del embajador castellano) desembarcaron en Inglaterra.
De allí cruzaron a Francia, donde la princesa fue magníficamente acogida por el rey Luis IX, y continuaron el viaje por tierra hasta el Rosellón. Desde allí se dirigieron a Gerona y después a Barcelona, donde Cristina tuvo un gran recibimiento, encabezado por el propio rey Jaime I.
El 22 de diciembre cruzaba la frontera de Aragón y Castilla, siendo recibida en Soria por el Infante Luís -el más pequeño de los hermanos del rey, descartado para el matrimonio por razones de edad- y por el Obispo de Astorga. Dos días más tarde celebraría la Navidad en el burgalés Monasterio de las Huelgas, junto con la Infanta Berenguela, hermana del rey. Pocos días después Cristina llegaría a Palencia, a cuyas puertas la esperaba Alfonso X, al frente de un impresionante ejército, y la acompañaría en su entrada en la ciudad, sujetando personalmente la brida de su caballo. De allí marcharon a Valladolid, donde fueron objeto de otro espectacular recibimiento por parte del resto de la familia real y los magnates del reino.

 

a_covarrubia-princesa-cristina-s-1-(ER)

La princesa vikinga que murió de pena en Sevilla

Etatua de Kristina de Noruega o Kristina Håkonsdatter (http://fotomilk.com)
Estatua de Kristina de Noruega o Kristina Håkonsdatter
Kristina era noruega pero siendo históricamente correctos ella ya no era vikinga ya que su vida transcurrió a lo largo del siglo XIII, un par de siglos tras el final de la Era Vikinga. Y, además, Kristina era cristiana. Kristina era Noruega, del país de los fríos fiordos de Oslo y los Montes Kjolen, y murió en la calurosa Sevilla del siglo XIII, ciudad perteneciente a la Corona de Castilla, dicen que de pena y de añoranza.

Neønymus – El Lamento de Kristina Håkonsdatter

“Sobre la piedra caliente, frente a las brumas del mar,
ella pregunta a los vientos, preguntas que no dirán.
¿Qué me depara la vida? ¿Qué desventuras traerá?
Mi corazón sin heridas, tiene miedo de marchar.
¿Qué me depara la vida? ¿Qué desventuras traerá?
Mi corazón sin heridas, tiene miedo de marchar
Desde la popa del barco, su tierra se desvanece,
no hay en el mundo consuelo, para la hija del norte.
¿Qué me depara la vida? ¿Qué desventuras traerá?
Mi corazón sin heridas, tiene miedo de marchar.
¿Qué me depara la vida? ¿Qué desventuras traerá?
Mi corazón sin heridas, tiene miedo de marchar
El pacto ya se ha cumplido, alianza de dos reyes,
y una mujer de fiordos, en su destierro se muere.
¿Qué me deparó la vida? ¿Qué desventuras me trajo?
Mi corazón malherido, tiene miedo de marchar.”

Lo que acabáis de escuchar es una pieza que el singular y maravilloso músico  Neønymus o Silberius de Ura le dedica a esta princesa de fiordos que pasó sus últimos años en España. Hace algún tiempo tuve el placer de escuchar en directo esta canción y cuando terminó Silberius de interpretar su tema pensé “ha llegado el momento de rescatar esta entrada del blog y dar a conocer la historia de Cristina a través de la música de Silverius”.

Etatua de Kristina de Noruega o Kristina Håkonsdatter
Etatua de Kristina de Noruega o Kristina Håkonsdatter

Kristina Håkonsdatter, Kristín Hákonasdóttir en nórdico antiguo, fue una princesa noruega hija del rey de Noruega conocido como Haakon IV de Noruega y la reina consorte Margarita Skulesdatter. Nació en Bergen en el año 1234 y falleció en la ciudad de Sevilla en el año 1262 y no sólo fue princesa de Noruega, sino que por su matrimonio con el infante Felipe de Castilla se convirtió en infanta de Castilla. ¿Cómo una princesa noruega terminó en el siglo XIII siendo infanta de Castilla o qué motivos propiciaron la unión de estos dos reinos aparentemente tan dispares, lejanos y sin conexiones? No es una cuestión que esté zanjada historiográficamente al cien por cien, pero las fuentes nos dan una idea más o menos clara; la conveniencia de ambas coronas de sellar una alianza que les resultase beneficiosa en ambas direcciones. Y para entender el porqué de esta unión nos vamos a detener a explicar el contexto tanto noruego como castellano de la época.

monumento-a-la-princesa-kristina-de-noruega

 KRISTINA HKÖNSDATTER, LA PRINCESA VENIDA DEL FRÍO.

Amantes hasta después de la muerte V: Dante y Beatriz

Amantes hasta después de la muerte IV: Dante y Beatriz.

El amor imposible de Dante fue Beatriz Portinari a quien inmortalizó en su obra: La Divina Comedia y en sus sonetos de la Vita Nuova. Dante nos descubrió una nueva forma de amar, sin egoísmo, sin correspondencia, sin esperanza. Una amor idealizado que le permite seguir viviendo con Beatriz como musa de su obra.


Dante y Beatriz se conocieron, según algunos, desde la niñez y, según otros, en la adolescencia; como quiera que fuera, Dante se prendó de “la gloriosa señora de sus pensamientos”, de quien hizo la razón de su existir. La sonrisa y el leve saludo que Beatriz le prodigaba a Dante cuando casualmente se encontraban, bastaban para satisfacer el profundo amor que el poeta le profesaba. Beatriz contrajo nupcias con un rico banquero y Dante buscó consuelo en el maravilloso mundo de la poesía, dando rienda suelta a su imaginación, produciendo nuevas rimas, todas ellas reflejando el amor que sentía por su dama.

Los jóvenes florentinos difundían las poesías de Dante, al recitarlas en las reuniones y, Beatriz al escucharlas se reconoció en ellas. Ella, dama virtuosa y además casada, se sintió lastimada en su dignidad, por ser la inspiración de un amor insano y, desde entonces, cuando solía encontrarse con Dante, aquel breve saludo con el que contaba el poeta para iluminar su existencia, le era negado. Las congojas de Dante no terminarían ahí, poco tiempo después Beatriz cayó enferma, contagiada de la peste negra o bubónica, y en 1290, la muerte hizo acto de presencia y el fiel enamorado sólo pudo seguir de lejos el cortejo, acercándose a la tumba de la amada cuando todos se habían retirado. Dante, hundido, trocó su vida en un constante disfrute de placeres, prodigándose múltiples amantes.

Tres años más tarde, contrajo matrimonio con Gemma Donati, la joven que su padre le había escogido para esposa, a la cual no amaba, lo que no impedía que ella le brindara su ternura y admiración, comprendiendo que su esposo no era como los demás hombres. Gemma hizo posible que Dante gozara de un breve tiempo de paz y tranquilidad, tiempo que aprovechó para terminar “La Vida Nueva”, mitad en verso y mitad en prosa, poemas en los que, una vez más, ofrendaba su amor a Beatriz.
En “La Divina Comedia” pide a Beatriz que le conduzca a su lado:

—Beatriz, guíame hacia el paraíso, ya que Virgilio ya cumplió su misión.
Nuestro amor no es terrenal, porque este sentimiento es tan inmenso que no lo supera el amor de Dios por la humanidad.

Dante y Beatriz en gabitos. (pintura)

DANTE Y BEATRIZ
Del Amor imposible a la Divina Comedia

El amor imposible de Dante fue Beatriz Portinari a quien inmortalizó en su obra: La Divina Comedia y en sus sonetos de la Vita Nuova. Algunos piensan que fue un amor inventado, otros creen que Beatriz tuvo realidad histórica .
Dante nos descubrió una nueva forma de amar, sin egoísmo, sin correspondencia, sin esperanza. Un amor idealizado (platónico), que le permite seguir viviendo con Beatriz como musa de su obra.

https://i0.wp.com/prodavinci.com/sistema/wp-content/uploads/2010/03/1440709891_6b25468452_b.jpg                        https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/5a/Beatrice_stillman.jpg/220px-Beatrice_stillman.jpg
DANTE  Y BEATRIZ (Marie Spartali Stillman, Beatrice, 1895).

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/f8/Dante_and_beatrice.jpg

DANTE Y BEATRIZ – 1884, por el pintor prerrafaelita HENRY HOLIDAY, que imagina el encuentro entre Dante y Beatriz en el Puente de Santa Trinidad. Walker Art Gallery, Liverpool, Inglaterra.

El lienzo está basado en la obra autobiográfica de Dante, la VITA NUOVA  en la cual describe su amor por BEATRIZ PORTINARI . El poeta italiano ocultó su amor al pretender estar atraído por otras mujeres. La pintura presenta un incidente en el que Beatriz, tras oír estos chismes, lo ignora y se rehúsa a hablar con él. La escena se desarrolla en el PUENTE DE LA SANTA TRINIDAD DE FLORENCIA  y Beatriz, que está vestida con un atuendo blanco, camina acompañada por dos mujeres, su amiga MONNA VANNA, a su lado, y su sirvienta, unos pasos atrás.

VITA NUOVA :

El tema de la obra es el AMOR PLATÓNICO de Dante por su amada Beatriz. Dante encuentra por primera vez a Beatriz a los nueve años y se enamora de ella en el acto. Vuelve a encontrarla nueve años después, a los dieciocho de edad, y compone un SONETO en honor suyo. Desde ese momento, siente por Beatriz un amor platónico, y su mayor felicidad es ser saludado por ella. Sin embargo, oculta cuidadosamente el amor que tiene por Beatriz cortejando abiertamente a otra dama.Llegado esto a oídos de Beatriz, ella le niega el saludo. Se le aparece el Amor, y en su discurso, que el poeta no comprende, profetiza la muerte de BEATRIZ PORTINARI. Dante toma como objetivo de su vida expresar a través de la poesía su amor por Beatriz. Muere el padre de Beatriz y, poco después, Dante cae gravemente enfermo. Durante su enfermedad tiene una pesadilla que es un presagio de la muerte de Beatriz, que se relaciona con el número 9 .

Dante se cree enamorado de otra dama, pero vence esta falsa pasión, y una visión le muestra a Beatriz, vestida de rojo, en la gloria de los cielos, por lo cual el poeta decide no amar a otra mujer y consagrar su vida al recuerdo de su amada, aunque no escribirá sobre ella hasta que no sea capaz de encontrar la forma adecuada de hacerlo.

En el ámbito universal se conoce a BEATRIZ como una de las más grandes MUSAS de la historia. Fue esta mujer quien inspiró a Dante para escribir una de las más grandes obras de la literatura mundial.

Holiday quería asegurarse de que su lienzo fuera una digna representación histórica de los hechos . Para ello viajó en 1881 a Florencia y así llevar a cabo su investigación. En su viaje descubrió que durante el siglo XIII, Lungarno, o la calle al norte del río Arno, entre el Puente Viejo y el Puente Santa Trinidad, estaba pavimentada con ladrillos y que habían negocios en el área, los cuales están representados en la pintura. También reveló que el Puente Viejo fue destruido por una inundación en 1235, y que entre 1285 a 1290 estaba en reconstrucción, razón por la cual en la pintura se lo puede ver cubierto con andamios.

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/bc/Waterhouse_dante_and_beatrice.jpg/772px-Waterhouse_dante_and_beatrice.jpgEL ENCUENTRO DE DANTE CON BEATRIZ (1915) – JOHN WILLIAM WATHEROUSE

Cuando Dante tuvo 12 años, se comprometió con Gemma, hija de Messer Manetto Donati, con la que se casó en 1291. Los matrimonios negociados a edades tan precoces eran entonces frecuentes y constituían una ceremonia importante, que exigía actos oficiales firmados ante notario. Dante tuvo varios hijos con Gemma. Como es frecuente, algunas personas se hacen llamar hijos naturales de algún personaje célebre, lo mismo ocurrió con Dante, y es probable que Jacopo, Pietro o Antonia fueran sus hijos reales. Antonia se hizo monja adoptando el nombre de Hermana Beatrice.

Cuando tenía 9 años encontró a Beatriz Portinari hija de Folco Portinari, de la cual se enamoró “a primera vista”, y al parecer sin aún haberse hablado. Él la vio con frecuencia después de los 18 años, a menudo intercambiaban saludos en la calle, pero nunca llegó a conocerla bien, él mismo con eficacia propuso el ejemplo para el amor cortés .

Es difícil entender lo que este amor comprendía en realidad, pero algo sumamente importante para la cultura italiana . Era en nombre de este amor que Dante dio su impresión al Dolce Stil Nuovo   que influenciaría a escritores y poetas a descubrir el tema del “AMOR”, que nunca antes había sido tan acentuado. El amor por Beatriz, al parecer, era la razón de su poesía y de su vida, junto con sus pasiones políticas.

Cuando Beatriz murió en 1290, Dante trató de encontrar un refugio en la LITERATURA LATINA. Entonces se dedicó a estudios filosóficos en escuelas religiosas, como SANTA MARÍA NOVELLA .

Esta pasión “excesiva” por la filosofía sería criticada más tarde por el personaje de Beatriz en el PURGATORIO, el segundo libro de la la DIVINA COMEDIA .
http://2.bp.blogspot.com/-rLVJ6wjEQKA/Ua5S7hD57FI/AAAAAAAABH4/fRBku11W6hQ/s1600/Dante_and_Beatrice_(Osterely).jpg

DANTE Y BEATRIZ EN EL PURGATORIO

http://www.hiru.com/image/image_gallery?uuid=f5c0c8b6-7e01-45a7-9b80-ab7e50eaedb2&groupId=10137&t=1260754799569

Encuentro entre Dante y Beatriz en el Purgatorio , según una ilustración de Salvador Dalí para La Divina comedia 

El Purgatorio, situado en las antípodas de Jerusalén, en el hemisferio austral, tiene la forma de una montaña de pan de azúcar.

Después de haber atravesado su base formada por una playa circular, los viajeros prosiguen hacia arriba por una pendiente escarpada, el antepurgatorio, lugar de espera donde se expía la negligencia tanto política como religiosa.

Aquí renace la esperanza. La lujuria, la cólera, la envidia, la gula han traído aquí a una humanidad que no ha insensibilizado con sus faltas; es el arrepentimiento lo que trae aquí a los pecadores en el camino a la salvación.

Escalan entonces siete cornisas cruzadas circularmente sobre su flanco y que corresponden a cada uno de los pecados capitales.

El Purgatorio está plagado de invectivas políticas con Catón de Utica. Se encuentra con Manfredo, el desafortunado heredero de Federico II, la feroz descripción moral del valle del Arno (XIV), la acusación de de Hugo Capeto contra la monarquía francesa (XX).

En la cumbre de esta montaña, Dante se vuelve a encontrar a Beatriz, dispuesta a conducirle al Paraíso, que pronuncia por una sola y única vez el nombre de Dante, mientras que Virgilio se eclipsa.

Pero aquella que antaño fuera una mortal tiernamente amada, asume en esta ocasión una cara muy diferente: desde ahora desencarnada, se convierte en una alegoría, el símbolo de la Verdad, una figura mediadora, a semejanza de la Virgen, sin la ayuda de la cual, el pecador que es Dante no sabría acceder al reino de los cielos.

¿ QUIÉN ERA BEATRIZ ? . Bice di Folco Portinari .

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/62/Cristobal_Rojas_25a.JPG/800px-Cristobal_Rojas_25a.JPG

Dante y Beatriz a orillas del Leteo (1889), obra del pintor venezolano Cristóbal Rojas

Giovanni Boccaccio , en su comentario sobre la Divina Comedia, hace referencia explícita a los jóvenes.
Folco Portinari era un banquero muy rico, nacido en Portico di Romagna . La familia se trasladó  a Florencia, donde vivieron  en una casa cerca de Dante . Tuvo seis hijas (Beatriz fue una de ellas). Folco tuvo el mérito de fundar lo que hoy es el hospital principal en el centro de la ciudad , el Hospital de Santa Maria Nuova.

Parece que Beatriz , era un año menor que el poeta , se casa muy joven , a penas una adolescente con Simone di Bardi , miembro de una familia de banqueros muy rica e importante .

Dante se prendó de “la gloriosa señora de sus pensamientos”, de quien hizo la razón de su existir. La sonrisa y el leve saludo que Beatriz le prodigaba a Dante cuando casualmente se encontraban, bastaban para satisfacer el profundo amor que el poeta le profesaba. Beatriz contrajo nupcias con un rico banquero y Dante buscó consuelo en el maravilloso mundo de la poesía, dando rienda suelta a su imaginación, produciendo nuevas rimas, todas ellas reflejando el amor que sentía por su dama.

https://i1.wp.com/www.elarcaimpresa.com.ar/elarca.com.ar/elarca41/fotos/dante/Dante-03.jpg

“En medio de una nube de flores que esparcían al aire manos angelicales.” Purgatorio, Canto XXX. Grabado de Gustave Doré.

Los jóvenes florentinos difundían las poesías de Dante, al recitarlas en las reuniones y, Beatriz al escucharlas se reconoció en ellas. Ella, dama virtuosa y además casada, se sintió lastimada en su dignidad, por ser la inspiración de un amor insano y, desde entonces, cuando solía encontrarse con Dante, aquel breve saludo con el que contaba el poeta para iluminar su existencia, le era negado.

La muerte de Folco Portinari, padre de Beatriz, impresiona y oscurece la mente del poeta, que reflexiona: “Necesariamente sucederá que Beatriz se muera alguna vez”. Dice entonces: “Comencé a sufrir como una persona frenética y a imaginarla de esta manera: en un principio aparecieron unos rostros de mujeres desmelenados que me decían: ‘También tú morirás’. Y después de esas mujeres apareciéronme unos rostros de horrible aspecto, los cuales me decían: “Tú estás muerto”… Me parecía ver que había unas mujeres que iban desmelenadas por una calle maravillosamente triste, y parecíame que el sol se oscurecía y que las estrellas mostraban un color que me hacían creer que lloraban; y parecíame que los pájaros que volaban por el aire caían muertos y que nos espantaban grandísimos terremotos. Muy maravillado de semejante fantasía y con mucho espanto se me ocurrió que un amigo veníame a decir: ‘Qué ¿no lo sabes? Tu admirable dama ya ha salido de este mundo…’ Yo imaginaba que miraba el cielo, y me parecía ver multitud de ángeles, los cuales volvían hacia arriba y tenían ante ellos una nubecilla blanquísima… Entonces me parecía que el corazón donde había tanto amor me dijese: “Es verdad que muerta yace tu señora.”
Este sueño, que es el germen de La Comedia, revela un ansia de trascendencia que en Dante es el motor inicial, y que lo lleva a inmiscuirse de tal forma en su obra que será él mismo quien, guiado primero por Virgilio, recorra el Infierno y el Purgatorio y luego, guiado por Beatriz y San Bernardo, el Paraíso. La misma Beatriz que desciende del Cielo al Purgatorio “en una nube de flores” para buscar al poeta (Purgatorio, Canto XXX) y lo llama “Dante”, único momento de la obra en que el autor consigna su propio nombre.

Las congojas de Dante no terminarían ahí, poco tiempo después Beatriz cayó enferma, contagiada de la peste negra o bubónica, y en 1290, la muerte hizo acto de presencia y el fiel enamorado sólo pudo seguir de lejos el cortejo, acercándose a la tumba de la amada cuando todos se habían retirado. Dante, hundido, trocó su vida en un constante disfrute de placeres, prodigándose múltiples amantes.

En La Divina Comedia .  Dante  pide a Beatriz que le conduzca a su lado:

Beata Beatrix, óleo de Dante Gabriel Rossetti (1828-1882) 

—”Beatriz, guíame hacia el paraíso, ya que Virgilio ya cumplió su misión.Nuestro amor no es terrenal, porque este sentimiento es tan inmenso que no lo supera el amor de Dios por la humanidad “.
 

En la Divina Comedia, Beatriz ( Bienaventurada ) se somete a un proceso de espiritualización y es reconocida como una criatura angelical . Ella representa la Fe, que acompaña a los peregrinos en el Paraíso , convirtiéndose en guía y protectora celestial.

Destrozado por la noticia de la muerte de su amada en 1290 ( se cree que de peste bubónica ), Dante se lanza a un desenfreno sexual con un buen número de amantes .

Tres años más tarde, contrajo matrimonio con Gemma Donati, la joven que su padre le había escogido para esposa, a la cual no amaba, lo que no impedía que ella le brindara su ternura y admiración, comprendiendo que su esposo no era como los demás hombres. Gemma hizo posible que Dante gozara de un breve tiempo de paz y tranquilidad, tiempo que aprovechó para terminar “La Vida Nueva”, mitad en verso y mitad en prosa, poemas en los que, una vez más, ofrendaba su amor a Beatriz. 

Dante falleció en Ravena, posiblemente de Malaria, en 1321 , desterrado , cuando acababa de terminar la parte del PARAISO , correspondiente a su obra maestra , LA DIVINA COMEDIA . Nunca volvería a FLORENCIA .

 

©2016 – Gabitos – Todos los derechos reservados

Amantes hasta después de la muerte IV: Hamlet y Ofelia

Amantes hasta después de la muerte IV: Hamlet y Ofelia.

Otra de las grandes historias de amor creadas por la literatura y a su vez recreadas en múltiples artes como la pintura, el teatro, el cine, etc. es la trágica historia de Hamlet y Ofelia.

7684905_orig

 Hamlet es una de las obras de madurez de William Shakespeare, fechada hacia 1600-1601, y está basada en una de las leyendas danesas recogidas por Saxo Gramaticus en sus Crónicas Dánicas fechadas en el siglo XII.

El príncipe Hamlet sufre la pérdida de su padre, el rey Hamlet de Dinamarca. Apenas pasado poco más de un mes del fallecimiento del rey, Claudio, hermano del difunto, hereda el trono y se casa con la madre de Hamlet, la reina Gertrudis. Estos hechos hacen que la agonía y el dolor de Hamlet aumenten, ya que ve a su madre como una mujer de afectos inconstantes, infiel y sin corazón. Más adelante, el supuesto fantasma del rey Hamlet se le aparece al príncipe y le revela la causa de su muerte: había sido asesinado por su propio hermano, Claudio, y le pide a Hamlet que se vengue acabando con la vida del fratricida. Tras este encuentro, Hamlet duda si el fantasma es o no su padre y si lo que le ha dicho es cierto.Ofelia, quien había tenido una relación afectiva y amorosa con Hamlet en tiempos anteriores al inicio de la acción dramática, es obligada por su padre y por su hermano a que termine con dicha relación por unos chismes. Vigilada por su padre y por Claudio, Ofelia rompe la relación, devolviéndole a Hamlet algunos recuerdos que él le había dado. Hamlet reacciona con furia, enloquecido, diciéndole que se vaya a un convento. Más adelante, Hamlet, aprovechando unos actores que el rey Claudio había ordenado contratar para que distrajeran a Hamlet de su melancolía, ordena para que monten una obra de teatro mostrando la manera en que el fantasma le había descrito el asesinato. La reacción del rey ante la obra termina de convencer a Hamlet de que las revelaciones del fantasma eran ciertas.


En una discusión con su madre, Hamlet mata accidentalmente a Polonio, quien estaba oculto detrás de un tapiz. En un arrebato de ira, el príncipe había pensado que quien estaba oculto era el rey Claudio. Entonces, aparece el espectro y habla con Hamlet, pero la reina no lo puede ver ni escuchar. El rey, atemorizado tras verse comprometido por el argumento de la obra montada, y temiendo por su propia vida luego de conocer el asesinato de Polonio, decide enviar a Hamlet a Inglaterra, pero no sin antes pedirles en secreto a los ingleses que no duden en asesinar a Hamlet en cuanto llegase. Hamlet parte así, pues, a Inglaterra.Laertes, al enterarse del asesinato de su padre, jura venganza. Ofelia, con su salud mental seriamente afectada por el asesinato de su padre, muere ahogada en un río. Más tarde, el rey Claudio y Laertes, al saber del fracaso que había tenido el plan de matar a Hamlet y al enterarse también de su regreso, organizan otro plan para matarlo. Laertes pelearía contra Hamlet con una espada envenenada. Durante un combate, Hamlet y Laertes se hieren mutuamente de gravedad con la espada envenada de Laertes. La reina bebe del vino envenenado que estaba destinado a Hamlet y muere. En medio de la confusión, Laertes y Hamlet son separados; Laertes se lamenta, confiesa a Hamlet que la trampa del vino fue ideada por el rey, y declara al rey como el delincuente de esta tragedia. Hamlet, encolerizado, por fin logra herir al rey y le hace beber de su propio veneno, cumpliendo finalmente la venganza que el fantasma de su padre anhelaba. Hamlet, antes de morir, pide que se declare al príncipe noruego Fortimbrás heredero del trono.

ANÁLISIS DEL PERSONAJE DE OFELIA EN “HAMLET” DE WILLIAM SHAKESPEARE (Blog: el coloquio de los perros).

Hamlet (la muerte de Ofelia), William Shakespeare.

ofelia

“Ofelia”, John Everett Millais, 1851-1852.

Al final del acto cuarto de Hamlet la reina Gertrudis cuenta a su marido y a Laertes la muerte de Ofelia:

“Hay un sauce de ramas inclinadas sobre el arroyo

que en el cristal del agua deja ver sus hojas cenicientas.

Con ellas hizo allí guirnaldas caprichosas,

y con ortigas, y margaritas, y esas largas orquídeas

a las que los pastores deslenguados dan un nombre grosero,

pero nuestras doncellas llaman dedos de muerto.

Cuando estaba trepando para colgar su corona de hojas

en las ramas sesgadas, una, envidiosa, se quebró,

cayendo ella y su floral trofeo

al llanto de las aguas. Su vestido se desplegó,

y pudo así flotar un tiempo, tal como la sirenas,

mientras cantaba estrofas de viejos himnos,

como quien es ajeno al propio riesgo,

o igual que la criatura oriunda de ese elemento

líquido. No pasó mucho tiempo

sin que sus ropas, cargadas por el agua embebida,

arrastraran a la infeliz desde sus cánticos

a una muerte de barro”.

Amantes hasta después de la muerte III: Tristán e Isolda

Amantes hasta después de la muerte III: Tristán e Isolda

El origen de esta leyenda se remonta a un relato celta que describía el romance entre una princesa inglesa y un guerrero irlandés. Este marco le pareció el ideal a Richard Wagner para componer su famosa ópera (fruto del amor imposible del joven Wagner con Matilde Wesendok).

Tristán, hijo de Meliadus y Blancaflor, creció desconociendo quiénes eran sus padres, ya que murieron los dos, y fue educado por el fiel servidor de su madre. Él lo educó tanto en el manejo de las armas como en el arte, y el joven pronto aprendió a tocar muy bien el arpa. Cuando Tristán tuvo suficiente edad, salió en busca de aventuras, hasta que el destino lo llevó a las puertas del castillo del Rey Mark, en Cornualles. Allí se enteró de la verdadera historia de su linaje y fue recibido muy atentamente. Decidió vengar la muerte de su padre retando a combate a Morgan a quien terminó venciendo. Pero pronto un emisario del rey de Irlanda, Morold, llegó a la Corte del Rey Mark para cobrar sus exagerados impuestos. Tristán no pudo permitir esta injusticia, por lo que le retó a un combate. Tristán terminó por acabarlo, pero recibió una herida del arma envenenada de su contrincante que sólo podía curar la hermana de Morold, Isolda.

Tristán partió así hacia Irlanda para ser curado por la princesa Isolda, pero no dio a conocer su nombre, sino que se hizo pasar por un simple juglar que tocaba muy bien el arpa. Isolda y su madre le curaron su herida y Tristán pasó muchos días en la Corte con ellas. Isolda llegó a descubrir, durante estos días, la verdadera identidad de Tristán, el caballero que había dado muerte a su hermano. En un principio ella trató de matarlo mientras él dormía pero enseguida se arrepintió y lo perdonó. Pero Mark, el Rey de Cornualles le había ordenado a Tristán que pidiera la mano de la princesa Isolda en su nombre y se convierta en la reina de Cornualles. De modo que, para sorpresa de todos, Tristán pidió la mano de Isolda para Mark.

La madre de Isolda, al ver infeliz a su hija, hizo una pócima de amor para que Isolda y Mark la tomaran antes de casarse y de este modo se enamorarían. Pero durante el viaje en barco hacia la corte de Mark, Isolda y Tristán bebieron la pócima por equivocación y ellos fueron los que quedaron perdidamente enamorados. Sin embarago, decidieron separarse apenas llegaron a Cornualles. Tristán realizó muchas proezas y hazañas en nombre de Isolda hasta que fue mortalmente herido. Pero no quiso recibir la ayuda de Isolda, para no despertar las sospechas del rey Mark. Tristán fue informado de la existencia de otra curandera que vivía en Bretaña, también llamada Isolda. Hacia allí fue y le curó. Entonces ésta se enamoró de él. Tristán pensó que casándose con ella lograría olvidar a su amada Isolda, pero se equivocó. Así vivió infeliz durante algún tiempo, hasta durante un combate es herido por un golpe de lanza envenenada. Acuden muchos medicos, pero ninguno sabe curar el veneno y Tristán siente que su vida se pierde. Entonces, levantándose, dice a su fiel compañero que quisiera volver a ver por ultima vez a su Isolda, la de los cabellos rubios. Su compañero decide ayudarle. Convienen en que si consigue traerla, izará la vela blanca, pero si fracasa, izará la vela negra. Para desgracia de los amantes, la otra Isolda se entera de toda la conversación. Isolda la rubia es puesta al corriente de la situacion de salud de su amante,y no duda en darle consuelo con su presencia. Tristán cada día pide que se vigile el mar, y cuando Isolda la de Bretaña anuncia la llegada de la nave, miente y dice que la vela es negra. Entonces Tristán se deja morir. Cuando su amor, Isolda, llega y se entera de la desgracia, sube a sus aposentos, exhaló su último suspiro y murió sobre el cuerpo de su amado.

Los dos cuerpos fueron transportados a Cornualles, donde se enterraron por tumbas separadas, por orden del Rey Mark. Pero cuenta la leyenda que de la tumba del juglar nació una enredadera que, cruzando las paredes, descendía hasta la tumba de Isolda. La planta fue cortada dos veces por orden del Rey, pero insistía en crecer. Cuentan que una rosa y una vid crecen de las respectivas tumbas y se entrelazan.

isoldamuertadeamor

Amantes hasta después de la muerte II: Diego Marcilla e Isabel de Segura (Los amantes de Teruel)

Amantes hasta después de la muerte II: Diego Marcilla e Isabel de Segura (Los amantes de Teruel).

A principios del siglo XIII, viven en Teruel dos familias, probablemente hidalgas y, por lo que se sabe, en buena armonía. Mientras que los Segura disfrutaban de una posición económica acomodada, los Marcilla no parece que tuviesen tal suerte. Isabel de Segura, heredera de los primeros, y Diego Marcilla, segundón de la otra, eran dos jóvenes de parecida edad, se conocían desde niños, jugaron juntos y al llegar a la adolescencia cambiaron su amistad por un profundo amor. En su momento, de común acuerdo con su amada, el joven solicitó la mano de Isabel. D. Pedro de Segura, padre de la novia, se opuso tajantemente, alegando la falta de recursos de los Marcilla. Ante esta negativa, Diego Marcilla solicita de D. Pedro, un plazo de cinco años para intentar mejorar su suerte.

Estamos en el Aragón de la Reconquista, el poder almohade acaba de ser destrozado en forma definitiva en las Navas de Tolosa; ahora, el territorio controlado por los musulmanes aparece como presa fácil para el empuje cristiano, está al alcance de la mano de guerreros afortunados conseguir riqueza y honor. El tesón de los novios vence la inicial reticencia paterna y se consigue el acuerdo; de inmediato el joven se va a la guerra. Pasan los cinco años y Diego no regresa, ¿habrá muerto en el empeño? ¿será que olvidó su promesa?. La falta de noticias autoriza al padre de Isabel para, sin faltar a su palabra, concertar la boda de su hija con D. Pedro Fernández de Azagra, cuya familia es probablemente la más acaudalada y poderosa de la frontera. El día de la boda, un jinete cruza la muralla, extrañado por el alegre ambiente que reina en las calles, pregunta la causa y al oír la respuesta su rostro palidece, corre hacia la iglesia y llega a los pies del altar mayor justo a tiempo para escuchar la bendición del sacerdote a los recién casados. Se trata, como era de imaginar, de D. Diego, ahora rico y ennoblecido por su valor y decisión en el campo de batalla. Ante lo inevitable de su suerte, pide a Isabel un único beso de despedida; pero la reciente esposa, como ya pertenece a otro hombre, se lo niega y el infeliz enamorado cae muerto, fulminado a sus pies.

Al día siguiente, tienen lugar los funerales por Diego. En mitad de la ceremonia aparece una dama vestida de luto, que acercándose donde se expone al fallecido, le besa y a continuación cae muerta a su lado. Es Isabel, quien no ha podido sobrevivir a aquella única prueba de amor.

Las tres familias afectadas deciden enterrarlos juntos, en la nave de la misma iglesia donde ha culminado la tragedia.

¿Leyenda o realidad? Es difícil responder. Los numerosos estudios parecen alimentar la segunda hipótesis. Existe un acta notarial fechada en 1619 que atestiguan una exhumación realizada en 1555 durante unas obras en la iglesia de San Pedro. Enterrados bajo el pavimento aparecen los cadáveres de un varón y una mujer, que son los restos que ahora reposan bajo el mausoleo de Juan de Ávalos. Los resultados de los análisis realizados en el año 2004 corroboran el origen medieval, aunque con ciertas discrepancias según las diferentes muestras. Mientras que algunas apuntan a 1260 como antigüedad máxima, con un margen de error de unos cuarenta años, en buena armonía con la fecha de 1217, donde varias crónicas sitúan los hechos; otras las datan entre los siglos XIV y XV. Una plausible explicación sería la posible contaminación con otras fuentes ocurridas durante algún traslado o levantamiento no registrado. Parece cierto que al descubrirse los cadáveres, de inmediato fueron atribuidos a Los Amantes de Teruel.

amantes_de_teruel

Amantes hasta después de la muerte I: Romeo y Julieta

Amantes hasta después de la muerte I: Romeo y Julieta.

Tragedia de William Shakespeare sobre las desventuras de una pareja de enamorados que sufre la terrible enemistad de sus familias: Montescos y Capuletos (los Capuletti y los Montesco), en la ciudad de Verona, ltalia. La muerte de ambos cierra la historia de amor más conocida de la Tierra. En una de las líneas más sentidas, Julieta dice: “Romeo, Romeo, ¿por qué eres Romeo” haciendo referencia al nombre que obligaba a la separación de ambos.

En Verona, en mes de julio, en un baile de máscaras se conocen Romeo Montesco y Julieta Capuleto, quienes se sienten inmediatamente atraídos. Romeo le declara su amor cuando la visita en el balcón de la casa familiar. Pero siendo conscientes del odio que separa a las dos familias nobles, eligen casarse en secreto ante el sacerdote Lorenzo. Luego, en una lucha personal, uno de los Capuletos mata a un amigo de Romeo y éste a su vez, da muerte al matador. Romeo es obligado por su familia a ocultarse en Mantua. El padre de Julieta, que desconoce la boda secreta, quiere obligar a su hija a casarse con el conde Paris. Julieta visita al sacerdote pidiéndole consejo, pues ni quiere ni puede romper su voto matrimonial.

El religioso le da entonces una poción que produce en las personas la apariencia de la muerte secándolas profundamente. De tal forma, piensa el sacerdote, Romeo vendrá en su rescate. Ella toma el engendro. Romeo regresa a Verona al tener noticias de la muerte de Julieta y, lleno de odio, mata a Paris. Luego encuentra a Julieta supuestamente “muerta”. Incapaz de soportar tanto dolor, Romeo le da un último beso, se toma un veneno y cae muerto a sus pies. Cuando Julieta se recupera del letargo y comprueba la muerte de Romeo, ella también se suicida, clavándose una daga en el pecho.

Tras la terrible tragedia de muertes y odios rodeando el amor imposible y eterno, las familias superan las distancias y se reconcilian. Romeo y Julieta ha sido llevado al cine, al teatro, a la danza, se han compuesto sinfonías, conciertos, poemas sinfónicos, ballets y se han producido centenas de pinturas y esculturas.

La tumba de Julieta, la protagonista del conocido romance en la tragedia shakespeariana, que enfrenta a las familias de los enamorados (los Capuletti y los Montesco), el destino y una serie de malentendidos hacen que la historia termine con el suicidio de los dos miembros de la pareja. Fuese realidad o ficción, esta historia hoy en día es todo un aliciente para conocer los rincones donde pudieron haber estado Romeo y Julieta.

En Verona es posible visitar la casa-museo de los Capuleti, o mejor dicho, la que se cree que fue la casa de los Capuleti, y subir al famoso balcón de la casa de Julieta, un sitio muy concurrido por los turistas. Un poco más alejada del centro, fuera de las murallas y sin tanto barullo turístico, se encuentra la tumba donde la tradición ha dicho que fue enterrada Julieta Capuleto.

La tumba está situada en el Convento de San Francisco del Corso (Via Shakespeare, 1), el antiguo convento de los frailes capuchinos construido en el siglo XIII. Dentro el edificio, en una celda, se puede ver un sarcófago de mármol rojizo y abierto que fue encontrado en el huerto del convento. En 1937 cuando Antonio Avena era el director de la casa-museo de Julieta, adaptó este espacio tal y como se puede observar ahora para dotarlo de una magia especial. Justo al lado se sitúa la iglesia, que alberga el Museo de Frescos GB Cavalcaselle y se puede pasear por la zona ajardinada de los alrededores.

La tumba de Julieta se encuentra muy cerca del Cementerio Monumental de Verona, que está al otro lado del río (a menos de 10 minutos andando cruzando por el puente Aleardi), otro sitio de visita recomendable y repleto de tumbas con valiosas obras de arte.

1212tomba_di_giulietta_01

Angelología: Ángeles caídos

Ángeles caídos. En el cristianismo, un ángel caído es un ángel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra los mandatos de Dios. Según ésta traición son ángeles caídos:

800px-El_Ángel_Caído_(Ricardo_Bellver)_01El Ángel Caído (R. Bellver, 1877), en Madrid

Angelología, Tercera Jerarquía: principados, arcángeles, ángeles

En orden de potencia decreciente los coros de ángeles son los siguientes:

Tercera jerarquía. Son ángeles que trabajan como mensajeros divinos. Hechos para el hombre.

image003

Principados. Los principados son los guardianes de las naciones y los países. Supervisan aquellos eventos que afecten a las naciones, incluyendo política, temas militares y comercio. Su morada habitual son los reinos elementales, humano, animal, vegetal y mineral, por lo que debe invocárselos en un lugar al aire libre, en contacto con la naturaleza. Los contienen dentro del orden divino. Son los conductores de enormes grupos de personas a través de la historia. Razas, naciones, reinos, países. Vigilan de cerca las acciones de los gobernantes, reyes y jefes espirituales de los hombres. Vigilantes y conductores.

principados

Arcángeles. Los arcángeles atienden las áreas de los esfuerzos humanos y son los líderes administrativos de los seres celestiales. Un arcángel recibe, usualmente, una tarea de importancia para la humanidad. Son entes espirituales de gran poder que guían a grandes grupos de personas y ejércitos, ya sean de un sector u otro. Tienen a su cargo la responsabilidad de cuidar el orden en los cuatro puntos cardinales. Son los jefes de entidades que están a sus ordenes y trabajan constantemente para cumplir la palabra y orden de Dios. Según la tradición hebrea son 7 los arcángeles, pero en la Biblia solo se mencionan a 4 (Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael).

Los siete nombres aceptados por la Iglesia Católica (se cree en los otros cuatro, pero no se saben los nombres reales) son:

  • Miguel, jefe del ejército celestial,
  • Gabriel, el mensajero celestial,
  • Rafael, protector de los viajeros, de la salud y del noviazgo.
  • Uriel, encargado de las tierras y de los templos de Dios.
  • Raguel
  • Sariel
  • Remiel

Miguel, Rafael e Gabriel

La palabra “Arcángel” viene del griego αρχάγγελος (archángelos) “Arcángel”, palabra que aparece sólo dos veces en la biblia,1 ambas reflejadas en el nuevo testamento escrito en este idioma, el antiguo prefijo griego αρχ- (arc-), o en otra forma del prefijo άρχω (arco) significa “que gobierna, que dirige, que comanda, que lidera” + άγγελος (ángelos) que significa “mensajero”. A partir de estas raíces, el significado dado es de “Ángel Jefe”,o “Ángel Principal”según la sintaxis del griego. Cabe destacar que el prefijo “αρχ” indica supremacía, uno de los primeros en su clase o liderazgo ante determinado grupo, por tanto podría traducirse el término como “Capitán de los Ángeles” o “Uno de los primeros ángeles”.7 Otra forma de la palabra es “αρχαγγελου” que significa “del arcángel”.

Ángeles. Los ángeles son la orden inferior en la jerarquía angelical, y los más conocidos por los hombres. Son los que más están relacionados a los asuntos humanos. Dentro de la categoría de ángeles, hay muchos tipos de funciones. Son los ángeles de esta jerarquía los que son enviados como mensajeros y protectores ante los hombres. Cada ser humano tiene un ángel guardián a cargo, y su nombre es conocido según su fecha de nacimiento.

Corresponden al último orden de la escala. Son los más próximos a los seres humanos y los que más se ocupan de los asuntos de la humanidad. Son seres celestiales a los que les atraen el aroma, el color y el sabor de las frutas. Fueron creados por Dios para ser sus mensajeros, para cumplir su voluntad y ayudar a la humanidad. Su misión es la de alcanzar los favores y peticiones como así también proteger a los que necesitan una ayuda para bien de su alma. Los ángeles están en todas partes. Caminos, bosques, aires, tierras, fuego, agua, etc. No pueden mostrarse por propia voluntad ante las personas si éstas no lo solicitan. Se nutren de la energía del amor y de la más alta luz que produce la conciencia humana en camino hacia la evolución.

p02-angeles-del-Cielo-1

 

Angelología Segunda Jerarquía: dominaciones, virtudes, potestades

En orden de potencia decreciente los ángeles son los siguientes:

Segunda jerarquía. Estos ángeles son considerados gobernadores del cielo. Hechos para el Hijo (Jesús)image002

Dominaciones. Tienen la tarea de regular los deberes de ángeles inferiores. Reciben órdenes de los serafines, los querubines, o hasta de Dios, son responsables de asegurarse de que el universo se mantenga en orden.

Son los ángeles que se encuentran entre él limite de lo finito con lo infinito. Rigen dominios de conciencia expandida que es imposible pasar. Solo los Tronos han pasado. El resto accederá cuando Dios los llame nuevamente a su seno. O sea que cuando el Universo sea reabsorbido. Se les representan con cetro y espada, representan la soberanía de Dios. dominaciones

 

Virtudes. Son iguales a los principados, pero su deber es supervisar a distintos grupos de personas. Tienen la forma de rayos de luz que inspiran a la humanidad de distintas maneras.

virtudes Virtudes: Héroes que luchan por el bien e infunden coraje. Traen la respuesta de Dios en situaciones extremas. Dos de ellos escoltaron a Jesús en su ascensión a los cielos. Son seres celestiales atraídos por los sitios aromatizados con incienso, sándalo o rosas. Pueden proyectar grandes niveles de energía divina.
A medida que más seres humanos aprendan a trabajar con las virtudes, habrá mayor energía espiritual disponible para nuestro planeta. Produce transformación en la materia, son los conductores de los colores.

Potestades. Son seres angelicales encargados de salvaguardar la conciencia y la historia. Los ángeles de la muerte y nacimiento se encuentran en esta categoría. Su deber, además, es supervisar la distribución de poderes entre los humanos.

Potestades: Ellos cuidan los planetas, los ordenes cósmicos y el balance entre la materia y el espíritu. Su misión es la de cuidar del reino de Dios en cada uno de sus aspectos, pueden como todos los seres con libre albedrío hacer uso de su discernimiento para tomar partido por un camino u otro. Se les representa con cascos, Armaduras y espadas llameantes. Postedades

 

Angelología, Primera Jerarquía: serafines, querubines, tronos

La angelología cristiana es la parte de la teología cristiana que estudia la naturaleza y ordenación de los ángeles. En el cristianismo, los ángeles son criaturas sobrenaturales o supernaturales que median entre Dios y los hombres y se disponen en nueve órdenes llamados coros angélicos o celestiales. La clasificación más influyente fue discutida por Pseudo Dionisio Areopagita en el siglo IV.

En orden de potencia decreciente los ángeles son los siguientes:

Primera jerarquía: se cree que estos ángeles sirven como consejeros divinos. Hechos para el Padre (Dios)

image001

Serafín: El serafín es la orden de mayor jerarquía angelical, sirviendo como encargados del trono de Dios y cantándole continuamente sus alabanzas. Se dice que rodean el trono de Dios, regulando el movimiento de los cielos según emana de Dios. Se los representa con tres pares de alas con ojos, con ellas se cubren el rostro y el cuerpo para protegerse del intenso resplandor que emite Dios.

СерафимSerafín por Víktor Vasnetsov.

Querubín. Los querubines son los guardianes de la luz y las estrellas. Se cree que, aunque no están en el plano de la realidad humana, su luz divina se filtra del cielo y toca las vidas de los hombres. Se los representa con dos pares de alas.

26-p1-raffaelo-angeles-pintura-p1-15544Querubines – RAFFAELLO

Tronos u ophanim. Estas entidades están relacionadas con las acciones de los hombres. Son entes que antiguamente eran llamados Espíritus de las Estrellas. Llevan un registro de las acciones. Son también los constructores del orden universal. Se les representa como seres inmensos de alas circulares iluminadas con los colores del arco iris. Son los portadores del don de la perseverancia. Su deber es cargar el trono de Dios por el paraíso.

tronos

 

San Sebastián

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????“San Sebastián rescatado por los ángeles”(1604), Peter Paul Rubens

Hoy 20 de enero, día de San Sebastián, bien merece un recuerdo a través de su iconografía, o la película Sebastian de Derek Jarman (1976).

 

El pez y el anillo de San Atilano

El pez y el anillo de San Atilano, leyenda zamorana del siglo X.

La leyenda cuenta que el joven Atilano no se consideraba digno de ser obispo de Zamora, por lo que decidió peregrinar hacia Tierra Santa. Al salir de la ciudad, se detuvo en el antiguo puente romano, del que hoy solo quedan algunos restos, y “desde él arrojó su anillo episcopal al río Duero, confiándose a la providencia divina: ‘Si algún día vuelvo a encontrar este anillo asumiré la misión que se me ha encomendado’”, dijo.

“No sabemos hasta dónde llegó con su andar peregrino, pero sí sabemos que, cuando cansado del camino, regresó de nuevo a la ciudad, quiso hacer un descanso antes de entrar en ella y almorzar para reponer sus fuerzas. Se detuvo a las afueras, en una vieja posada construida cerca de la iglesia del Sepulcro. Allí pidió un pescado para cenar, en cuyo interior encontró el anillo episcopal que antaño había arrojado al Duero”. “Al ponerse de nuevo el anillo las campanas de la ciudad voltearon y repicaron por sí solas y las vestiduras polvorientas del peregrino se transformaron milagrosamente en vestiduras episcopales. Con esta ropa y con el pez en la mano es como suele representase a este primer obispo de Zamora”.

Una escultura alegórica permanece expuesta en la margen izquierda del río Duero. La obra, de más de tres metros de altura, evoca la leyenda del anillo de San Atilano. El autor es Gregorio Fagúndez, artista de forja que la ha realizado en buena parte con las vallas retiradas del pretil del Puente de Hierro durante los últimos trabajos de restauración.

20140515-173727.jpg

Mascaradas de invierno

Mascaradas de inivierno constituyen uno de esos raros y afortunados ejemplos de supervivencia cultural que aún pueden rastrearse por nuestra península ibérica. Algunos de esos lugares se concentran en la provincia de Zamora, donde entre los meses de diciembre y enero tienen lugar una serie de tradiciones festivas cuyo origen y simbología se remonta al pasado. Todas coinciden con el solsticio de invierno y se prolongan a veces con las celebraciones de antruejo en los carnavales. Personajes ataviados con extravagantes indumentarias, protagonizan las celebraciones de distintos pueblos zamoranos.

Las características que identifican a estas celebraciones y las relacionan con el resto de cuantas tienen lugar en zonas próximas como Portugal o Galicia, son la presencia fundamental de personajes diablescos que realizan carreras y saltos por las calles del pueblo, metiéndose con la gente o invitándoles a participar en la fiesta. Suelen ser los mozos o jóvenes solteros quienes encarnan a estos personajes y se ocupan de organizar la fiesta y pedir el aguinaldo, siempre acompañados de instrumentos como cencerros, tenazas articuladas, vejigas hinchadas…etc, con los que persiguen, golpean e intentan asustar a la población.

Exposición en Zamora del 21 de septiembre al 13 de octubre 2013. (Bragança, Portugal; Carnia, Italia; Zamora, España: San Martín de Castañeda, Sanzoles del Vino, Pozuelo de Tábara, Montamarta, Ferreras de Arriba, Riofrío de Aliste, Villarino Tras la Sierra, Sarracín de Aliste, Abejera, Almeida de Sayago).

mascaradas-todas

20130923-135032.jpg

20130923-135054.jpg

20130923-135110.jpg

20130923-135125.jpg

20130923-135140.jpg

20130923-135155.jpg

20130923-135209.jpg

20130923-135225.jpg

20130923-135238.jpg

20130923-135249.jpg

Anteriores Entradas antiguas

Sildavia9

Estadísticas del blog

  • 235,194 visitas